SOS de Venezuela que hoy llama desesperado al mundo libre

SOS de Venezuela que hoy llama desesperado al mundo libre

 Hay dos cosas en la vida que uno nunca debe perder la memoria de los recuerdos y vivencias, pero sobre todo el agradecimiento eterno a quienes te ayudaron en momentos difíciles. Quiero mencionar a un escritor y periodista venezolano, D. Miguel Otero Bizcarrondo, hay sueños de los que no quisiera despertar y realidades que quisiera yo fueran solamente sueños. Ya nadie recuerda la lucha titánica que Venezuela emprendió para liberar a muchos países americanos, de las dictaduras, que los oprimían de derechas, e izquierdas los años sesenta. Lo lideró R. Betancurt, socialdemócrata, aquel gran proyecto democrática que contó con el respaldo de otro gran líder nacional, R. Caldera socialcristiana y se pusieron manos a la obra. República Dominicana, Chile, Ecuador, Paraguay, Bolivia, Uruguay, Brasil y toda Centro-América, incluyendo la propia Cuba, a la que había ayudado a liberar a Batista y no dudo en segundo en recriminar y combatir a Fidel, cuando este implantó otra dictadura salvaje y comunista.
Todo ello forma parte de la historia política de América-Latina, como también el intento de invasión que sufrió Venezuela por Fidel Castro, el años 61 Muchurucuto, Estado Miranda, que fracasó. Y el atentado fallido de los próceres auspiciado por L.Trujillo y donde Betancourt, resulto herido, hubo varios intentos de golpes de estado, los sesenta y todos fallidos. Treinta y nueve años después es un militar, H. Chávez, golpista e ideólogo secreto del comunismo sin fronteras, quien traiciona a su patria y le permitió a Cuba invadirla  secuestrarla, en nombre de  una nueva revolución bolivariana, quince años fueron suficientes para destruir y arruinar el país, e intentar instalar una sucursal de La Habana en Caracas. Sus consecuencias desgraciadas, las están viviendo hoy aquel solidario y luchador pueblo. Hoy en manos de las hordas comunistas, que dirige su sucesor Maduro, asesorado y defendido internacionalmente  por Zapatero, mientras sus habitantes ya arruinados y  hambrientos, buscan ayuda y refugio en aquellos países hermanos, que tanto le deben por su solidaridad sin fronteras, y lanzan un SOS al mundo libre y democrático. Varios de ellos le niegan lo que ella les ofreció ayer, sin escamoteo ideológico, color de piel o religión. Así paga el diablo a quien le sirve.
Entre ellos está España y su gobierno actual, menospreciando a sus hijos emigrantes por el mundo, que allí llegaron legalmente como emigrantes o refugiados, los años cincuenta y sesenta, cuando la situación aquí era apremiante. Ella nos acogió y juntos convivimos sin olvidar nuestras raíces y patria, así formamos esa apreciada colonia gallega y española, que con orgullo y envidia nos reconocen. Llegamos a sobrepasar medio millón, hoy con sus descendientes ya pasamos del millón y medio. También ellos hoy son víctimas del desprecio y soledad, del gobierno actual.  Por la complicidad existente con aquella revolución de fantasía y la falta de protección que viven allá y aquí hoy quienes retornados a su patria, huyendo de aquella barbarie, son pensionados y jubilados del IVSS y ya tienen casi tres años que Maduro no les paga. Pero para ellos no existen ayudas, hay convenios internacionales firmados sobre pensiones. Y España nada hace para reclamarlos y defenderlos, nada nos sorprende que Pedro Sánchez, acérrimo defensor de los derechos humanos, en su vista relámpago a América, se negara obstinadamente a catalogar al gobierno de Maduro de dictador. Tampoco quiso plegarse a la petición de Chile, Brasil, Colombia, Argentina y Costa Rica, para denunciar a Maduro ante la Corte Internacional Penal, en su lugar les ofreció que el es un hombre de paz, como tal ya prepara un acercamiento masivo de presos de ETA para el otoño, olvidando a sus víctimas, e insta al nuevo presidente de Colombia a retornar, las fallidas negociaciones, con la guerrilla del ELN. Es más, se ofreció como facilitador del proceso y a Madrid, como sede de conversaciones, quiere convertir a España en la nueva Cuba y sigue la farsa con Podemos de socio.
Las dudas que pudiéramos tener sobre la zigzagueante actuación de Zapatero como mediador del conflicto en Venezuela, la está disipando su discípulo P. Sánchez, su concubinato ideológico con Cuba y la intromisión en Venezuela. Abarca varios frentes, con apoyos al estilo masónico. O descaradamente con itinerantes mandaderos y hábiles instructores, fabricados a la sombra de la revolución cubana y pagados por ayudas al desarrollo. Iglesias, Monedero, Bescanas, Errejón, Navarro y otros, ya cumplieron su ciclo de adiestramiento desgraciado, para Venezuela. La que hoy hambrienta, desesperada y arruinada pide auxilio al mundo libre. Ya veremos quien le responde. Lo alarmante es que a la sombra de nuestra democracia, ya estén de retorno aquí, para intentar instalar en España los CDRs venezolanos, que ya pululan por Barcelona y Madrid, como infantería de ocupación, apoyados por Podemos, los separatistas, okupas y sus ramas extraviadas del PSOE . Ellos son el germen de la descomposición social en marcha y reclutando adictos, en los nuevos invasores violentos que protegen sus ONGs.
Lo decía Confucio: La conciencia es la luz de la inteligencia, para distinguir el bien del mal.