¿Elecciones presidenciales en Venezuela? Bienvenidas sean

¿Elecciones presidenciales en Venezuela? Bienvenidas sean

Son necesarias e indispensables para normalizar aquel entrañable pais y devolverlo a las sendas de la democracia. Falta resolver las múltiples dudas razonables que aparecen hoy -como el qulen, las convoca y su legitimidad para hacerlo-. Pero además se están aprovechando de un momento en que la oposición aparenta dividida o secuestrada interesademente por infiltrados chavistas en sus entrañas. Las acusaciones del Ministro del Interior, que fue uno de los partícipes de la oposición en el diálogo de Santo Domingo, quien dio el chivatazo del lugar donde se escondían el comisario de la PTJ o CESIP y sus acompañantes, cayó como una bomba atómica en toda la ciudadanía y nadie se apresuró a desmintirlo, solo suspendieron el citado diálogo que tan desafortunadamente dirige el controvertido y criticado Zapatero.
Una vez más aparece la mano negra de la inteligencia cubana manipulando y creando bulos para dividir y condundir a la oposición. En estos trabajos son verdaderos maestros, sesenta años engañando a su pueblo les dio resultados ideológicos para someter a sus ciudadanos a las garras del comunismo, ,promotor de la miseria y destrucción económica y social que vive Cuba. Sus intenciones son apoderarse de Venezuela para seguer su desgraciado experimento, sus tentáculos están en plena acción y ya controlan todos los estamentos del gobierno de Maduro, sus embestidas las vive hoy el pueblo venezolano que desesperadamente busca con urgencias otro redentor y no deberíamos equivocarnos de nuevo.
Ante este nuevo desafío de ilegalidades continuadas, la comunidad internacional debe actura y tomar cartas en el asunto, exigiendo las garantías necesarias para realizar estos anunciados comicios, con un Consejo Nacional electoral imparcial y unos observadores internacionales creibles, tal vez sea hoy más que nunca necesaria e indispensable, la unidad de toda la oposición. Quien no recuerda aquella unidad que se fraguo en el 58 para salir de la penúltima dictadura y aquel pacto de punto fijo entre todos los partidos existentes para facilitar la transición. Ello fue el gran soporte para instalar la democracia en Venezuela, que todos vivimos con sus aciertor y errores cuarenta años. Quien dijo y prometió que la rescataría de sus corruptos y secuestradores, solo les sirvió su mandato para el (Quijote tú, para ponerme yo, así los corruptos solo cambiaron la chaqueta y conjuntamente los delincuentes ingresaron a los cuerpos policiales). Así se entregaron los destinos del pais a la Cuba comunista. Diecisiete años después los resultados son catastróficos para Venezuela y su pueblo. Lo más triste es que corremos hoy el riesgo de convertinos en una provincia más de la Cuba Castrista.
Este resultado descarado de Cuba a Venezuela, aquí en España tiene poca o ninguna connotación. Los medios de comunicación, en su gran mayoría siguen la doctrina Allende poniéndose al servicio no de la verdad, sí de la Revolución, con fantasía que ya amenazan con trasladarse a España, sus miserias y fantasían revolucionairas (ollo can, que xa non ladra pero pode moorder, e ten rabia).
"Un pueblo unido jamás será vencido", tal vez sea ese nuestro grito de guerra para sacar a Venezuela de esa maraña destructora. Los sacrificios de hoy serán garantía de futuro para nuestros hijos y descendientes mañana. Hoy recuerdo a Alberto Barrera Tyszka con su obra "Pais, patria e identidad", todo forma parte de un lenguaje que cada vez me resulta más inocuo. El Pais es una de las parredes que nos interpela a diario. ¿Qué haría usted con ella? ¿le abre una puerta, la derrumba, la burla por un costado? Resolvamos estas incógnitas y las estaremos protegiendo, a España y Venezuela.