Amores peligrosos que pronostican tragedias humanas

Amores peligrosos que pronostican tragedias humanas

Quiero iniciar este artículo recordando a Jovellanos: Sin libertad y justicia, no olvidemos, sin ambas jamás será posible construir un futuro de prosperidad en el que se potencie la virtud personal y se posibilite la búsqueda de la felicidad colectiva. Yo le agregaría, los socialistas son incorregibles y la cabra tira al monte.
Estos amores confusos y traicioneros que hoy exhiben las izquierdas, con su "buenismo como camuflaje" para que aceptemos como emigrantes, a vulgares invasores violentos y carentes de identidad, que no respetan  fronteras, pero mucho menos a nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad. Uno debe preguntarse ¿cómo pueden integrarse a nuestra sociedad quienes, desde su entrada ilegal al país, los persigue la violencia de su ilegalidad y el enfrentamiento continuo con las autoridades, que tienen como obligación, defender nuestras lee, costumbres y fronteras? Todo ello debe llevarnos a una profunda reflexión que sea capaz de analizar y cuantificar objetivamente este fenómeno inventado por mafias poderosas, que el actual gobierno protege y utiliza como coartada peligrosa, envuelta en papel de regalo, solidario e humanitario, que tratan de vendernos conjuntamente con sus ONGs de tapadillo, para manipular y ocultarnos esta invasión soterrada y violenta con fines políticos determinados, para asaltar el progreso y libertad que hoy disfrutamos todos los españoles.
Los cantos de sirena que, sin disimulos, ya exhibe hoy la izquierda capitaneada por Pedro Sánchez y Zapatero, para proteger esta invasor ilegal, discordante y rupturista, forman parte del acopio cínico y barriobajero del nuevo comunismo, para intentar repartir sus miserias por el mundo que solo nos hacen recordar su "doble rasero" traicionero hacia nuestros emigrantes por el mundo. Ayer en Cuba y hoy Venezuela, son espejos visibles que ya complementaron el 2011, imponiendo el voto rogado para los mismos. Hoy escenifican toda su indiferencia macabra hacia la situación que hoy atraviesa Venezuela, ya pidiendo auxilio al mundo y nadie les responde, a pesar que allí residen una de las colonias de emigrantes legales españoles más numerosas de su diáspora y sus descendientes ya sobrepasan los dos millones. Todo esto nos permite catalogar esta nueva farsa, camino de tragedia de nuestra izquierda de traidora y llegando inclusive, a ser los cómplices necesarios para los ataques terroristas, que hoy nos acechan y persiguen diariamente.
Su silencio hacia todo lo que sucede en Venezuela hoy, no debería alarmarnos, fue Zapatero quien ayudó a Chávez, utilizando ayudas al desarrollo para enviar becados universitarios con ideología comunista, para profundizar y ayudar a la revolución bolivariana, dirigida desde Cuba. Pablo Iglesias, Bescansa, Monedero, Errejón, Navarro y otros muchos, hicieron su trabajo traicionero allí, también lo están hoy ensayando aquí, en España, a dónde pretenden trasladar aquel bodrio revolucionario y desgraciado, y con ello vuelve la sombra de Zapatero, el asesor dialogante y amenazante, ahora también de Maduro y hoy de Pedro Sánchez. Sus centros mediáticos y a diseñaron su estrategia para confusión del momento, guardar silencio con la tragedia que  vive Venezuela y agitar a la derecha y la Iglesia aquí, con el espantajo de verano, exhumar a Franco y a la vez exponer a la Iglesia Católica al escrutinio público por sus propiedades y escándalos. Todo un chantaje para comprar su silencio necesario. 
Y mientras tanto las mafias se frotan las manos con su negocio invasor y los ataque a nuestros Cuerpos y Fuerzas de Seguridad se multiplican. Cuánto me recuerda hoy la tragedia que causaron la invasión de indocumentados en Venezuela con su top manta, son los mismos actores e idénticos protagonistas, que los une el socialismo marxista y destructor que llevó a aquel país a esta tragedia humana que hoy vive la que unos ocultan y otros minimizan para eludir sus responsabilidades y el posible contagio de sus desgracias, pero el sol no se puede tapar con un dedo, y las hemerotecas existen...
Ojalá despertemos pronto de este sueño mediático y traicionero antes del amanecer. 
Las soluciones  a esta deriva no vendrán por arte de magia, si con la ayuda del trabajo y sacrificios de todos los españoles unidos para alcanzar el tren del progreso, cuidándolo, mejorándolo y sobre todo protegiéndolo de nuestros enemigos en común que hoy nos venden derechos sin sacrificios para comprar nuestro silencio. Nos están engañando y a la vez vendiéndonos la soga para ahorcarnos. Ya lo dijo Lenin en su día: Son los enemigos del progreso hoy globalizado y dominando el mundo libre, que todos disfrutamos y también compartimos. Defendámoslo hoy, mañana ya será tarde...