los nuevos fariseos de la revolución cubana y sus cómplices

los nuevos fariseos de la revolución cubana y sus cómplices

n  n  n Tiene muchos y sonados nombres, algunos muy ligados a las finanzas y otros, a esa iglesia católica que está perdiendo el norte y la guía, dejando en la orfandad a sus feligreses, cada día mas acosados. Al estar utilizando hoy su perdón y la reconciliación para indirectamente proteger lo más sanguinario y destructor de una narco-guerrilla terrorista, indirectamente le estamos dando armas poderosas a esa extrema izquierda, voraz e inquisidora, cuya pretensión es capitanear ese nuevo orden mundial, para exculpar a todos sus verdugos e infractores terroristas, utilizando ese nuevo borrón y cuenta nueva, ya en escena y probando hoy en Colombia, así consiguieron poner en práctica sus estrategias, desestabilizadoras y ramplonas de este nuevo comunismo, con disfraz de socialismo del siglo XXI. Solo faltaría observar  la reacción desesperada y acusatoria de un cómplice en apuros, Nicolás Maduro, cuando se sienta acorralado, abandonado y contra las cuerdas...
Este retrato hablado fue avalado hace muy poco tiempo por el Papa Francisco, Obama, una parte sustancial de la UE adormecidos por la charlatanería diplomática cubana y un personaje hoy caído en desgracia y amiga del Papa Francisco, Cristina F. de Kirchner, pero que ya tiene a Ernesto Samper, personaje sin Visa para entrar en los EE.UU. y a Rodríguez Zapatero, como mandadero extremista, bailando hoy en la cuerda floja. El primero para dirigir  Unasur y el segundo, para ejecutar sus órdenes mafiosas, en Venezuela y comprometiendo al actual gobierno español, que deberá clarificar su estrategia, sobre su autorización de mediador objetado por la oposición venezolana, o los viajes de su ministro de Exteriores a la habana y los anunciados viajes de sus majestades a la isla, nada compatibles con la aptitud clara y precisa del presidente Rajoy hacia la situación actual en Venezuela, que para nadie es un secreto que está dirigida a control remoto desde La Habana en Cuba. Viene a mi recuerdo hoy lo sucedido hace años con el ministro Matute, que hizo todo lo contrario para instalar sus negocios en La Habana, que hoy requieren protección.
La angustia y la soledad de quienes fuero sus víctimas ayer en Cuba, hoy en Colombia y Venezuela, nos demuestran como las astucias charlatanas, coercitivas y ramplonas, fabricadas en las universidades del terror de La Habana. Ya tienen cómplices poderosos para lavar su imagen terrorista y hacer crecer a la vez su impunidad y sucias finanzas, así actúan libremente en muchos pueblos del mundo, traicionando la libertad democrática y a sus propios emigrantes huérfanos, lo más triste y sorprendente es que obligan a sus víctimas a una humillación colectiva camuflada y ruin, con un perdón y reconciliación antidemocrática y alejada de la Justicia y sus Leyes, dirigido todo ello por aquellos que fueron sus verdugos y cuentan con la colaboración necesaria del Papa Francisco, ya hoy solo ante el peligro y que todos esperamos rectifique. Este su viaje a Colombia dejará muchísimas interrogantes que iremos viviendo y desgranando inmediatamente con la situación irregular de Venezuela y la desconfianza visible de sus obispos, o la aparición de un viejo personaje, como candidato a presidir Colombia, financiado y protegido por los de siempre, pero hoy a cara descubierta y tratando de convencernos y llevarnos a su huerto ante este oscuro panorama y todas las confluencias que lo rodean. El mundo libre y democrático debe reaccionar de inmediato antes de convertirse en cómplice necesario de una nueva tragedia.
Me inspira escribir este humilde relato por un artículo mas de mi admirado periodista de origen colombiano y asiduo columnista en ABC, Don Ramón Pérez Maura, su artículo de hoy "El candidato perfecto", es muy explicativo y yo le agregué algunas experiencias de mis cincuenta años de emigrante en la vecina y hoy arruinada Venezuela. Amanecerá y veremos salir el sol, que nos trasladará a un triste atardecer, preludio de un anochecer que puede ser oscuro y tenebroso. Con permiso del poeta y amigo Luis Pastori.