VIGO

Zona Franca, en el centro del debate

Caballero convoca un pleno extraordinario del consorcio para aprobar sólo el presupuesto de 2017 y la delegada alega que sería ilegal "y no lo haré" sin las liquidaciones de 2015 y 2016 y previsiones de 2018 y 2019

Teresa Pedrosa, delegada de Zona Franca, dando ayer explicaciones. A la derecha, el único pleno en 2016, donde los presupuestos quedaron aplazados.
Teresa Pedrosa, delegada de Zona Franca, dando ayer explicaciones. A la derecha, el único pleno en 2016, donde los presupuestos quedaron aplazados.
Zona Franca, en el centro del debate

Abel Caballero envió una nota a Zona Franca (CZF), cuyo pleno preside, ordenando la convocatoria de una sesión extraordinaria del consorcio mañana, jueves, con un único punto del día: una moción suya sobre la remisión del proyecto de presupuestos de CZF para 2017, sin ningún acompañamiento. El alcalde tiene la facultad de convocar los plenos de Zona Franca (y en los dos últimos años sólo hubo uno, en julio, pese a que los estatutos exigen tres anuales) pero la delegada es el cargo ejecutivo  y ayer, tras conocer la decisión de Caballero, convocó a la prensa para dar  varios titulares. El primero, que CZF se rige por la ley General Presupuestaria que no puede ser violentada "y yo no lo voy a hacer". Explicó, citando en varias ocasiones dicha norma -artículo 64- y una reciente consulta con el Ministerio de Hacienda, de quien depende el organismo vigués, que los presupuestos de Zona Franca siempre tienen que presentarse acompañados de la liquidación del año anterior, el avance de liquidación del ejercicio de cierre y las previsiones para los dos siguientes. Es decir, en este caso el presupuesto de 2017 incluye la liquidación de 2015 y el avance de 2016 así como previsiones para 2018 y 2019. "Siempre ha sido y así y ni yo ni mi personal va a elaborar un presupuesto ilegal porque lo pida Abel Caballero", dijo.
Pedrosa reiteró ante los medios que "el presupuesto está redactado conforme marca la ley" y ya se lo remitió "tres veces" al regidor, ofreciendo fechas precisas. "El señor Abel Caballero quiere que presente un presupuesto ilegal, pero yo no lo voy a hacer", insistió, apuntando que él lo que pide es "ocultar información". Aseguró que el alcalde "no puede decir que no tiene" el presupuesto para 2017 porque le fue remitido y, de hecho, en julio se celebró un pleno en el que se dejó el documento encima de la mesa con el compromiso de que volviese a convocar un pleno en 15 días, y "no lo ha convocado porque no ha querido". "Él se compromete y luego incumple", insistió.
En la misma intervención, Pedrosa también sostuvo que Caballero, como presidente del pleno del consorcio, "incumplió reiteradamente sus compromisos" y "boicotea" los presupuestos. "Y ahora pretende, de modo torticero, echarme a mí la culpa",  exclamó, señalando que le intenta trasladar "una responsabilidad que no le corresponde". "Me parece inmoral, cada uno tiene que asumir sus responsabilidades. Me parece muy poco serio que cuando una persona no asume su responsabilidad de ejercer como presidente de un organismo, le intente colgar el muerto a otro", agregó, en referencia a que en 2015 y 2016 Caballero "incumplió la norma de convocar los plenos mínimos" y los que pidió ella misma con otros vocales.
Ante esta situación que calificó como "un juego peligroso que ni empecé ni quiero mantener", la delegada inició consultas con la Abogacía del Estado sobre si ella podría convocar el pleno y si existe alguna norma superior a la del consorcio -los estatutos son de 1951- por la cual se pueda exigir responsabilidades "a aquellos que no las ejercen". Añadió que en ocho ocasiones al menos ha enviado cartas al alcalde para pedir reuniones para solucionar asuntos, pero sin respuesta, y que Zona Franca tiene prorrogados sus presupuestos: puede ejecutar todos los planes salvo ETEA, Central de Transportes y Panificadora. 

El gobierno vigués mantiene que no acepta las cuentas de Pedrosa

Que el pleno sea extraordinario y no ordinario es para Teresa Pedroa "con un solo motivo: impedir el debate democrático, porque la moción de Abel Caballero está firmada el 2 de enero, antelación más que suficiente para convocar un pleno ordinario, donde sí hay posibilidad de debates". En este marco, insistió en que "si hay algún proyecto que no gusta, lo lógico es debatirlo; unas veces se gana y otras se pierde", a colación de lo que ha considerado que con esto Caballero intenta "evitar el debate porque cree que no tiene suficientemente garantizada su mayoría", que perdió tras el pleno de julio, donde los presupuestos quedaron sobre la mesa, cuando "Rodman", vocal del Estado, votó con Caballero, por lo que fue cesado.
Sobre este asunto, desde el gobierno local precisaron que el pleno lo convoca el alcalde "y decide si es ordinario o extraordinario, no tiene nada que ver lo que dijo Pedrosa". Según la misma fuente,  Teresa Pedrosa "quiere colar una modificación de crédito de 2016, por eso los mandaban así, con los presupuestos de 2017, pero este gobierno no permite que dinero de Zona Franca sea para que la Xunta ahorre dinero. No se va a consentir nunca. Quiere regalarle cinco millones a la Xunta", dijo sobre el proyecto del Campus del Mar en la ETEA que defienden Zona Franca y Universidad recuperando edificios vendidos a la Xunta. Por último, el gobierno local insistió en que "Pedrosa entregue los presupuesto de 2017 que son los que se van a someter a votación". n