VIGO

Zona Franca aprueba por tercera vez su presupuesto

Pospone actuaciones en ETEA y Tecnológico, fue validado sin votos "no" y falta el pleno

El comité ejecutivo de Zona Franca, ayer. Los vocales-concejales del PSOE se abstuvieron.
El comité ejecutivo de Zona Franca, ayer. Los vocales-concejales del PSOE se abstuvieron.
Zona Franca aprueba por tercera vez su presupuesto

El comité ejecutivo del Consorcio Zona Franca (CZF) aprobó por tercera vez sus presupuestos para 2017 sin votos en contra y solo dos abstenciones de los vocales concejales del PSOE. En su informe, la delegada Teresa Pedrosa explicó que en el documento se refleja una cifra de inversiones de 41 millones de euros de los que más de 27 millones se invertirán en obras y proyectos en Vigo lo que supone más de un 65% del total previsto. Una vez aprobados con el programa de actualización plurianual del Consorcio tendrán que ser ratificados por el Pleno de la entidad, que debe ser convocado antes del 3 de marzo. Le compete al alcalde. 
En julio, el presupuesto 2017 quedó encima de la mesa y ha sido adaptado al momento actual y difieren en que se posponen la ampliación del Parque Tecnológico y la ETEA, en que se reajustan las partidas de Balaídos, y en que se ha eliminado la construcción de naves comerciales en Nigrán. Respecto al proyecto de la Central de Transportes, se mantiene íntegra la inversión prevista de cinco millones para este año y dos más para el próximo ejercicio. 
Asimismo, se han incluido 4 millones de euros como dotación inicial para la recuperación, en asociación con el Concello de Vigo, del complejo industrial de la Panificadora, en fase de ideas. 
El aplazamiento de la inversión prevista para la ampliación del Parque Tecnológico viene dada por la imposibilidad de ejecutar el contrato la empresa que tenía el encargo de transformar una figura urbanística, el plan parcial, en otra, proyecto sectorial. Será necesario volver a licitar el contrato para que éste pueda estar adjudicado entre los meses de junio y julio. Este retraso implica la reformulación de los presupuestos y no se pueden destinar partidas en 2017 ni para la adquisición de terrenos derivada del expediente de expropiación ni para la ejecución de obras. 
Respecto a la ETEA se destaca que entre las inversiones contempladas se incluye (se compensará con derechos de cobro a la Xunta) la reversión de terrenos y construcciones en la antigua escuela navla a la Administración gallega que está previsto destinar una parte a proyectos propios y una parte al proyecto campus del Mar mediante su cesión temporal a la Universidad de Vigo. Pedrosa lamentó que en la ETEA se hayan tenido que posponer la casi totalidad de las cantidades previstas en 2017 para la rehabilitación del edificio Siemens (1.100.000 euros) y del equipamiento para el proyecto Emprendemar (1.200.000 euros) al ser imposible su ejecución este año por no haberse podido suscribir los convenios en 2016 con la Xunta para el retorno de las edificaciones. Las cantidades previstas pasan, en el 2017, a 100.000 euros para cada una de las dos intervenciones
En Porto do Molle el Consorcio había previsto que la construcción de nuevas naves haría más viable la inversión de operadores comerciales pero con la reactivación económica varias empresas han mostrado interés por adquirir las parcelas.

El polígono de Balaídos, a la espera de documentos

La ampliación del polígono de Balaídos mantiene la inversión  (1.538.565) aunque se modifican, por imperativo, las partidas dado que se posponen los 465.300 euros previstos para la adquisición de terrenos por expropiación al no poder ser ejecutados en el 2017. El motivo es que no se ha podido licitar la redacción del proyecto sectorial ante la falta de aportación desde el Concello del trazado del Vial de Ronda. CZF recordó que el propio Concello en una reunión en la Gerencia en octubre condicionó la licitación a este hito. Si se pudiese licitar la redacción de dicho proyecto sectorial antes de marzo, el consorcio no cree factible que el documento se redacte, tramite y apruebe definitivamente este año. Y dado que la expropiación de terrenos nunca puede hacerse antes de la aprobación definitiva del Proyecto Sectorial, ésta tiene que desplazarse forzosamente a 2018. En contraposición, en los presupuestos se plantea el mantenimiento de la inversión aprobada por el comité ejecutivo el 30 de noviembre de 2016 para lo que se aumenta la partida destinada a la adquisición de viviendas de mutuo acuerdo (antes del expediente de expropiación), subiendo ésta de 800.000 a 1.365.300 euros, lo que sumado a las otras partidas alcanza la cantidad de 1.538.565 euros.