VIGO

La Xunta "aparca" la autovía gratuita de Vigo a Pontevedra

La Conselleriá de Infraestructuras remitió a Fomento las propuestas urgentes de Galicia para el período 2018-2020 que incluye la nueva autovía a Porriño por 170 millones 

La A-59 iba a ir desde Peinador hasta Soutomaior y enlazar con la A-57 de Pontevedra.
La A-59 iba a ir desde Peinador hasta Soutomaior y enlazar con la A-57 de Pontevedra.
La Xunta "aparca" la autovía gratuita de Vigo a Pontevedra

 La construcción de la autovía denominada A-59 gratuita entre Vigo (desde Peinador) y Pontevedra y alternativa a la AP-9 ha quedado aparentemente descartada o aplazada "sine die". No es una sorpresa al tratarse de un proyecto que ha ido dilatándose, pero su confirmación oficial se acaba de producir con las prioridades remitidas por la Xunta al Plan de Inversiones del Gobierno en materia de infraestructuras viarias en el período 2018-2020. En total aparecen seis autovías que según la Xunta son prioridades para Galicia y tendrían que se construidas o al menos aprobada su puesta en marcha en el período designado mediante una fuerte inversión.
En el entorno de Vigo destaca la autovía Vigo-Porriño, que tiene un proyecto constructivo en redacción por 170 millones de euros y sería la más cara de las seis planteadas y también la que acumula más tiempo de espera y la de mayor urgencia. Sería una A-55 prácticamente nueva, con túnel desde Meixoeiro hasta el otro lado de Puxeiros, saliendo en Mos hacia la recta de Molinos. También aparece la denominada A-57 Circunvalación de Pontevedra entre A Ermida y Pilarteiros, con proyecto constructivo redactado y que supondría unos 85,3 millones de euros. Este sería el primer tramo de una autovía que enlazaría Pontevedra con Porriño, cuyo ramal, la A-59 de 23 kilómetros, iría hasta Vigo. 
Esta A-59 fue presentada por el hoy presidente Feijóo cuando era el número 2 de la Xunta, el año 2004, como alternativa gratuita a Rande, cuando la autopista se encontraba en sus cifras más altas de intensidad. El proyecto fue asumido por Fomento más tarde y presentado de nuevo siendo Touriño presidente gallego al mismos tiempo que la ampliación de la AP-9 entre Vigo y O Morrazo, que finalmente se ejecutó años más tarde. Ahora queda aparentemente aparcada: lleva en redacción de proyecto sus tres tramos desde 2010.
En el plan planteado por la Xunta a Fomento se incluyen la A-56 (variante Norte de Ourense-Cambeo) por 94,9 millones; la A-74, autovía de la Mariña lucense Barreiros-Foz por 83,4 millones (en redacción)y el Foz-Burela, por otros 92,4 millones. Y además, la autovía A-76 Ourense-Ponferrada por 72,16 millones en su tramo entre A Veiga y O Barco.