EL HOMBRE ESTABA TIRANDO OBJETOS A LA CALLE Y RECIBIÓ A LOS AGENTES ARMADO Y AMENAZANTE

Un vigués enajenado ataca a dos policías con un cuchillo

Un hombre atacó con dos cuchillos a los integrantes de una patrulla de la Policía Nacional que intentaban que dejara de tirar botellas y otros objetos contundentes a la calle desde las ventanas de su vivienda.
El detenido intentó acuchillar a uno de los agentes en el abdomen con un arma de 20 centímetros de hoja, mientras que a otro estuvo a punto de seccionarle el cuello al evitar que le quitase el arma reglamentaria. El hombre fue finalmente reducido con la intervención de otras unidades y el apoyo del 061 y de los bomberos. El arrestado fue asistido por los servicios sanitarios dado su elevada agresividad e internado en un centro sanitario de la ciudad.

Los hechos se produjeron el pasado martes por la mañana en García Barbón, a la altura del n´mero 48, cuando los vecinos solicitaron la presencia al policial porque un vecino estaba tirando cosas por la ventana. Los agentes subieron al piso e intentaron establecer un diálogo al parecer que el vecino tenía sus facultades mentales perturbadas. La situación se complicó cuando éste abrió la puerta y se abalanzó con un cuchillo de grandes dimensiones sobre uno de los policías al que intentó acuchillar en el abdomen, sin conseguirlo, aunque sí le produjo cortes en la ropa que le originaron alunos cortes. El compañero de la dotación intentó entonces reducirlo pero se encontró con una gran resistencia y con la sorpresa de que sacó otro cuchillo después de intentar quitarle la pistola reglamentaria al policía.

La gravedad y peligrosidad de la situación obligó a los policías a dejar un área de seguridad y solicitar el apoyo de más dotaciones mientras que el hombre se atrincheraba en su vivienda, desde donde profería gritos y amenazas. Cuando llegan los refuerzos y se decide entrar en el piso se encuentran con que el hombre abre la puerta otra vez y se tira sobre el grupo de policías armado con un tercer cuchillo diferente a los otros dos utilizados poco antes. Finalmente logran arrinconarle y arrebatarle el arma que tenía en la mano, interviniendo entonces los servicios sanitarios para calmarle y trasladarle al hospital. n