LA DIPUTACIÓN ABRIÓ AYER SU SEDE EN LA CALLE OPORTO PARA APUNTAR SU PRESENCIA EN LA MAYOR CIUDAD DE LA PROVINCIA

Vigo estrena nueva institución con la sede de la Diputación

Vigo cuenta desde ahora mismo con una nueva sede institucional tras la apertura ayer de la delegación local de la Diputación, la primera que abre en su larga historia el organismo provincial. El presidente, Rafael Louzán, y los vicepresidentes Corina Porro y Chema Figueroa, reconocieron que con esta oficina tratarán de hacer presente la Diputación en la mayor ciudad gallega, donde desde hace tres años realiza importantes inversiones. Comenzará a funcionar con nueve empleados el martes 1 de julio pero antes, este lunes, habrá un acto de presentación a la sociedad viguesa en el teatro de Caixanova.
Vigo estrena nueva institución con la sede de la Diputación
Louzán, Porro y Figueroa hicieron de cicerones en la presentación del edificio que a partir de ahora se convierte en sede de la actividad de la Diputación en Vigo y su área. Además, de ellos, en la presentación a la prensa estaban presentes varios vocales de la Diputación, entre ellos los alcaldes de Mondariz y Baiona, prueba del carácter metropolitano de la delegación. ‘A partir de ahora, se acabó que los vigueses tengan que ir a Pontevedra a hacer gestiones’, proclamó Rafael Louzán, quien recordó que se trata de un hecho ‘histórico, en 171 años de existencia de este organismo’. Permisos relacionados con vías provinciales, información turística o solicitud de ayudas para grupos culturales son algunos de los asuntos que se podrán tramitar a partir de ahora en Vigo, donde Rafael Louzán despachará al menos una vez a la semana. En la última planta del edificio, vecino con la ex Alcaldía de Areal, tendrá su lugar de trabajo Corina Porro, en un local apenas decorado ‘porque no venimos a figurar, sino a sacar adelante asuntos’, señaló. Louzán también recordó la inversión de la Diputación en Vigo durante los últimos tres años, mayor que la Xunta, y que el lunes habrá una presentación a la sociedad en el teatro del Centro Cultural Caixanova. La Diputación, en definitiva, quiere hacerse ver en la mayor ciudad de la provincia, de la que históricamente ha estado alejada. En principio, nueve funcionarios atenderán la sede local de la calle Oporto.







Parque Nacional, Agencia de la Pesca y AECT dan peso administrativo a Vigo

Por una auténtica casualidad, la apertura formal el próximo martes, 1 de julio, de la sede de la Diputación Provincial en Vigo coincide temporalmente con la puesta en marcha de otros dos organismos administrativos de relevancia: el Parque Nacional Islas Atlánticas (que el día 1 pasa a manos de la Xunta) y la Agencia Europea de la Pesca, que también se pone en marcha en la misma fecha. A ello se añadirá en breve la Agrupación Europea de Coordinación Territorial (AECT), que desde el viernes cuenta con luz verde del Gobierno. Esta última oficina se encargará de buscar y gestionar fondos comunitarios para proyectos de Galicia y el Norte de Portugal, lo que permitirá dar carácter formal a Vigo como capital de derecho de la Eurorregión. Así lo estima al menos el presidente gallego, Emilio Pérez Touriño.

Curiosamente, Parque Nacional y AECT compartirán durante un tiempo (al menos dos años, seguramente muchos más) una sede, la del Centro Tecnológico del Mar, en Bouzas. El Parque Islas Atlánticas tuvo su primera sede oficial en Pontevedra, pero el conselleiro Manuel Vázquez decidió trasladarla a Vigo, provisionalmente a Bouzas.

El 1 de julio, con la transferencia de competencias, el Estado también aporta seis millones de euros que irán para la construcción en el edificio Cambón (anexo a la Colegiata) del centro de dirección del parque. Todavía no se han iniciado las obras.

En cuanto a la Agencia de la Pesca, su domicilio provisional, en el edificio Odriozola (en la avenida García Barbón) se convertirá en definitivo tras la negativa del Ministerio de Defensa a ceder sin apenas contrapartidas la Comandancia de Marina. La agencia, que convertirá a Vigo en referente oficial de la UE en materia de control de pesca, fue aprobada el 13 de diciembre de 2003: casi cinco años después es una realidad.