VIGO

Vigo, con dos estaciones provisionales

Las dos terminales ferroviarias construidas en Areal y Urzaiz iban a funcionar sólo durante las obras. La primera se destinará a cercanías y la segunda será la estación final ante la falta de ofertas para Thom Mayne

La perspectiva de la nueva estación de Vigo-Urzaiz, provisional pero lista para su puesta en marcha. Fomento ultima los trabajos en el entorno de cara a su inauguración.
La perspectiva de la nueva estación de Vigo-Urzaiz, provisional pero lista para su puesta en marcha. Fomento ultima los trabajos en el entorno de cara a su inauguración.
Vigo, con dos estaciones provisionales

nnn El Ministerio de Fomento todavía no ha fijado la fecha de la apertura de la línea del eje atlántico entre Vigo y A Coruña, pero en el departamento estatal se asegura que ya es cuestión de semanas o algunos meses a lo sumo. Ana Pastor lo dejó en que sería “con seguridad este año”, pero los trabajos en Vigo-Urzaiz están ya prácticamente terminados. La estación del AVE de Vigo está lista para comenzar a operar al finalizarse también la instalación de la terminal provisional anexa en Urzaiz. Como explicó Pastor al poco de llegar al ministerio, para ella fue una sorpresa que los anteriores responsables de Fomento (José Blanco a la cabeza) hubieran decidido construir dos instalaciones durante las obras, una en Areal y otra en Urzaiz, lo que habría encarecido los trabajos. No obstante, lo más curioso es que ahora Vigo será la única ciudad gallega en contar con dos instalaciones ferroviarias independientes, que iban a ser provisionales y serán con toda seguridad definitivas. Una en Areal, que se mantendrá en funcionamiento para cercanías y regionales, así como mercancías, y otra en Urzaiz, para viajes de largo recorrido y el servicio del eje atlántico entre Vigo y A Coruña. Como informó este diario, en diciembre finalizaron los trabajos de protección pasiva de los 8.500 metros cuadrados de pilares en los 1.330 metros cuadrados de la nueva entrada con las vías soterradas, un parking en superficie y escaleras mecánicas para el acceso a las taquillas. Con todos estos servicios ya se puede poner en marcha la línea del eje atlántico con el edificio anexo situado en un lado de la plaza. 
La segunda fase incluiría el proyecto del arquitecto Thon Mayne, en definitiva una terminal de Vialia con centro comercial cuyo presupuesto se estima entre 100 y 126 millones de euros. Pero su desarrollo depende de que haya ofertas  de firmas interesadas, ya que Fomento sólo participa con el 40 por ciento como máximo en una fórmula de financiación público-privada. Y Ana Pastor reconoció hace unas semanas en Vigo que no hay ninguna compañía interesada en la explotación del complejo, lo que descarta que se vaya a construir a corto o medio plazo. Y sin el  diseño de Mayne tampoco habrá la plaza prevista y otras actuaciones  pero podrá funcionar el tren. n