VIGO

Vigo envejece y su edad media llega a 44,5 años

El último estudio de población  subraya la caída de la pirámide demográfica: menos jóvenes y más mayores

Sólo en el polígono de Navia se da el caso contrario en Vigo: muchos más jóvenes que mayores.
Sólo en el polígono de Navia se da el caso contrario en Vigo: muchos más jóvenes que mayores.
Vigo envejece y su edad media llega a 44,5 años

nnn La pirámide demográfica local se desmorona, con la base menguando y la cabeza ganando cada vez más peso: en menos de 20 años, la edad media de los vigueses ha crecido en más de siete, pasando de los 37,1 fijados en 1998 a los 44,5 de la última anotación, de 2016, realizada por el Instituto Galego de Estatística (IGE) y publicada ayer. Un fuerte incremento que expresa el envejecimiento progresivo de la ciudad a un ritmo que parece acelerarse. Ocurre lo mismo en el resto de Galicia desde hace años, pero es un fenómeno relativamente nuevo en la mayor ciudad de la comunidad.
La explicación para que haya una media de edad tan elevada se encuentra en que la natalidad se ha venido abajo en tanto que la esperanza de vida es cada vez mayor, lo que ha provocado un cambio en toda Galicia que también ha alcanzando las zonas urbanas, siempre más dinámicas. Pero no deja de llamar la atención que la ciudad de Pontevedra tenga una media inferior, de 43 años, cuando tradicionalmente ha sido al revés.
Por sectores, según los datos que maneja el IGE, los menores de 20 años suponen hoy tan sólo el 17,2 por ciento de la población, mientras que los jubilados –más de 65 años- son el 20,8 por ciento. Hace 18 años era casi exactamente al revés: entonces l la población más joven suponía el 22 por ciento y los más veteranos tan sólo alcanzaban el 14,1 por ciento. 
Es decir, que los vigueses por encima de los 65 han sumado seis puntos y medios más en este lapso de tiempo. Por el medio, la masa principal, compuesta por los vigueses en teoría en edad laboral, entre los 20 y los 65 años, que conforman el 61,9 por ciento, frente al 64 por ciento de finales del siglo XX. De momento se mantiene el grueso principal pero también ha comenzado a reducirse y constituye  la base de que la ciudad pueda funcionar. De hecho, el índice de envejecimiento ya ha superado el 100%, al situarse en el 121. En As Neves llega al 200 por ciento.