Vigo asimila la normativa antitabaco con la mitad de denuncias en 4 años

Durante el año pasado, 18 fumadores fueron multados frente a los 44 en 2011 y se reducen las inspecciones a locales

Los fumadores de Vigo logran adaptarse a  la normativa más restrictiva contra el tabaco tras cuatro años de adaptación.
Los fumadores de Vigo logran adaptarse a la normativa más restrictiva contra el tabaco tras cuatro años de adaptación.
Vigo asimila la normativa antitabaco con la mitad de denuncias en 4 años

La entrada en vigor en 2011 de la conocida entonces como nueva Ley Antitabaco, la norma más restrictiva hasta la fecha contra el hábito de fumar en espacios públicos, provocó durante el primer año de  aplicación numerosas infracciones en la ciudad, 89 registradas en locales y 44 denuncias a particulares. Han tenido que pasar cuatro años para que estas medidas, cuya aplicación vigila la Consellería de Sanidade, sean “asimiladas con total normalidad por la población”, tal y como atestiguan fuentes del Sergas.
Los datos del último año respecto al cumplimiento de la ley corroboran que los vigueses han conseguido adaptarse a la normativa, al reducirse el número de infractores a algo más de la mitad. En concreto, sólo 18 personas fueron denunciadas a lo largo de 2014 por fumar en lugares no permitidos, frente a las 44, de 2011. Aunque suponen un ligero ascenso respecto al año anterior, ese incremento es casi residual pues fueron 16 las personas denunciadas en 2013. En el caso de los locales la situación es muy parecida, pese a que en este terreno es donde mayores dificultades encuentran los servicios de inspección. En este sentido, mientras en 2013 fueron 33 las denuncias presentadas por particulares sobre locales que infringían la normativa, el año pasado, el número descendió hasta 19.
A pesar de todo, Sanidade continúa realizando una intensa labor de inspección, a la que se suma la vigilancia de otros cuerpos como la Policía Autonómica, Guardia Civil o Policía Local.
Sin bajar la guardia, el número de controles también se ha visto reducido, pasando de los 190 locales sometidos a inspección durante 2013, a los 140 establecimientos el año pasado.n