VIGO

Vigo debe consumir un 10% menos de agua con nuevas restricciones

El Concello suprime el riego en los campos de futbol con hierba artificial, las duchas y lavaderos de Samil, así como las instalaciones ornamentales en Vigozoo; al tiempo que optimizará el gasto en piscinas y centros públicos

El embalse de Eiras
El embalse de Eiras
Vigo debe consumir un 10% menos de agua con nuevas restricciones

 Las previsiones meteorológicas y las reservas de los embalses de Eiras, Zamáns y Baiona llevaron a Augas de Galicia a recomendar a los concellos del área de Vigo a reducir un 10% el consumo de agua en 10 días. Así, ayer mantuvieron una reunión de coordinación entre representantes de Vigo, Baiona, Cangas, Moaña, Mos, Nigrán, Oia, Soutomaior, Redondela y Gondomar con Roberto Rodríguez, director de Augas de Galicia y con el delegado de la Xunta, Ignacio López-Chaves para establecer  medidas a seguir. El Concello de Vigo, por su parte, anunció acciones como restringir en zonas públicas riegos, duchas, fuentes y piscinas.
Desde Augas de Galicia afirmaron que el abastecimiento a la población está garantizando de momento, pero que el sur de la provincia es la zona que más preocupa, al no haberse beneficiado de las últimas lluvias. Así, la reducción del consumo se mantendrá e irá aumentando los porcentajes hasta el 35% “para estar preparados en caso de tener que tomar otras decisiones de mayor gravedad”, indicaron.
Asimismo, insistieron en la necesidad de conocer los datos de uso del agua en Vigo para poder ajustar los requerimientos de las industrias. “Los pedimos en dos ocasiones, la primera el 17 de octubre”, señalaron. En la reunión se recordó que el abastecimiento de agua tiene usos diferentes según prioridades: así, en el primer lugar está el abastecimiento para consumo de la población, seguido por otros usos, como el medioambiental, el agroganadero o el uso industrial.
Finalmente, Augas de Galicia admitió la petición realizada por el Concello de Vigo el 18 de octubre de reducir el caudal ecológico para los ríos Eiras y Zamáns. 
Roberto Rodríguez advirtió que la actual sequía no tiene precedentes y, por tanto, se han puesto sobre la mesa medidas de ahorro que hasta ahora no se habían tomado. Aunque señaló que “el abastecimiento (a la población) está garantizado”, ¨puntualizó que esa garantía no es “ilimitada”, por lo que es necesario tomar precauciones para estar preparado y prolongar la vida útil del agua que hay en los embalses.n