VIGO

El viento coloca el mar de Vigo como el más frío de España

Los arenales, de nuevo con el agua a 15 grados, la mitad que la temperatura ambiente

Bañistas ayer en la playa de Samil, con el agua a 15 grados.
Bañistas ayer en la playa de Samil, con el agua a 15 grados.
El viento coloca el mar de Vigo como el más frío de España

nnn  El centro de Vigo alcanzó ayer los 30,3 grados al sol, pero en el agua no llegaba siquiera a la mitad: apenas 15 grados que colocaron de nuevo una vez más a las playas de las Rías Baixas como las más frías de toda la península, algo que no resulta extraño en absoluto. No hay ninguna otra parte de la costa, ni el Cantábrico (19-20 grados) ni el Atlántico sur, mucho menos el Mediterráneo, donde entrar en el mar suponga un ejercicio previo de convicción.  
En julio, en cambio, el mar de Vigo llegó a “hervir” a 20 grados, un nivel habitual en los arenales de Gijón o A Coruña, entre otros muchos puntos costeros. ¿Por qué este descenso? Por un fenómeno bien conocido y explicado relacionado con el viento del Norte. Como los meteorólogos han explicado, cuando sopla con fuerza provoca que la lámina de la superficie, la que está más caliente por efecto del sol, se hunda, aflorando el agua a varios metros de profundidad, mucho más frío, que es el que recibe finalmente al bañista. 
Mientras el Norte sople, y es lo normal, las playas de Vigo continuarán resultando una experiencia finlandesa, pasando de 31 a 15 grados en apenas un segundo. La perspectiva no va a cambiar con rapidez. Según Meteogalicia, las temperaturas continuarán subiendo de nuevo durante la jornada de hoy, aunque permanecerá la sensación de agua de mar frío, debido al viento del Norte, según el pronóstico avanzado. Mientras tanto, ir a bañarse a la playa de Samil o Cíes será una empresa para valientes.

MÁS PLAYAS
La baja temperatura del mar juega en contra de las posibilidades turísticas de las Rías Baixas. En cambio, lo hace a favor, que Vigo es la ciudad de España que tiene mayor número de playas operativas, un total de 31 en todo su municipio. Según las cuentas de los organismos oficiales, no hay en toda Galicia otro municipio que sume tal número de calas, empatando con O Grove, y quedando en tercera y cuarta posición Sanxenxo y Cangas, que llegan a 28 y 24, respectivamente. Vigo es también de nuevo la ciudad española con mayor número de banderas azules -nueve para las playas y tres senderos, superando a Cartagena- y el segundo municipio en el escalafón nacional en dicha clasificación, sólo por detrás de Sanxenxo. n