VIGO

Usuarios de coche eléctrico piden puntos de carga rápida

El área de Vigo es la zona urbana gallega con más puntos para recargar las baterías. Nigrán tiene el primero de Galicia en la calle

Iván Tielas con su Hyundai Inoniq en la zona de carga del Centro Comercial Gran Vía.
Iván Tielas con su Hyundai Inoniq en la zona de carga del Centro Comercial Gran Vía.
Usuarios de coche eléctrico piden puntos de carga rápida

 "El día que te subes a un coche eléctrico ya no te bajas", asegura Iván Tielas, un vigués propietario de un coche eléctrico y gran defensor de esta movilidad en redes sociales, además de miembro de la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos. A las bondades del coche eléctrico le pone un pero y es la falta de puntos de recarga rápida, algo que es clave para su desarrollo.
En Galicia hay 179 puntos de recarga y el área de Vigo es la zona urbana gallega que cuenta con más, 39. 
En la ciudad los puntos de recarga están instalados mayoritariamente en centros comerciales y aparcamientos subterráneos, aunque Iván Tielas recuerda que para instalar un punto en un edificio solo hay que comunicarlo a la comunidad, según establece la ley, y llevar la instalación desde el contador propio a la zona de carga en la plaza de garaje, que además se puede compartir con otros usuarios y por tanto los gastos.
La mayoría de esos puntos de recarga públicos son de recarga lenta, entre 5 y 7 kilovatios, a los que se suman algunos puntos para Tesla, de 22 kilovatios. Iván Tielas precisa que el punto de recarga rápida más cercano a Vigo está en Valença por lo que reclama más interés de las administraciones en este aspecto, sobre todo teniendo en cuenta que hay empresas del área que se dedican a este tipo de instalaciones.
Destaca Tielas el caso del Concello de Nigrán, que ha sido pionero en instalación de un punto de recarga en la calle, el primer concello de Galicia, que además es de carga semirrápida, unas dos horas para completar la operación.
También lamenta que en algunos aparcamientos de la ciudad no se pueda utilizar la recarga eléctrica, como en el de Jenaro de la Fuente que él mismo ha tratado de usar pero no se puede.
Para no perderse nada hay una aplicación que usan todos los usuarios de vehículos eléctricos, Electromaps, donde aparecen todos los puntos de recarga y toda la información sobre ellos como si son de pago o no o las incidencias.
Llama la atención del mundo eléctrico la colaboración. Aplicaciones, webs y foros están llenos de mensajes de personas que ofrecen su puntos de recarga a otros conductores de vehículos eléctricos.
Para el que nunca se ha subido a un coche eléctrico tiene que saber que su conducción es mucho más sencilla que el de combustión. No hay marchas y por tanto solo dos pedales. Tras probarlo se comprueba que no solo la conducción es mucho más fácil, sino que por ejemplo los adelantamientos son más seguros, porque la aceleración es más rápida. 
"El coche tiene muchas menos averías porque tiene muchas menos piezas y, por ejemplo, las ruedas se gastan menos porque el frenado es más progresivo", asegura Iván Tielas.
"Cambia todo, sin humos, sin ruido, es otro mundo", asegura Tielas, que antes de comprar un coche eléctrico (tiene un Hyundai Ioniq) se informó mucho pero al visitar los concesionarios para tomar la última decisión se encontró con muchas preguntas sin respuestas, explica.
Se trata todavía de vehículos de precio elevado, pero los expertos en este mundo eléctrico están convencidos de que en un par de años los habrá más asequibles, porque China se va a sumergir de lleno en los eléctricos y son los que marcan el mercado del automóvil, uno de cada dos coches que se venden en el mundo se venden en China. 
Además, subraya Iván Tielas, aunque la inversión inicial es mayor "el ahorro en combustible y mantenimiento es sustancial". Hay que tener en cuenta que una carga completa para 400 kilómetros puede rondar los 4 euros. n