Universitarios de África hacen prácticas en siete colegios

Enseñan inglés oral y ellos a su vez se forman como docentes y en el emprendimiento

Abajo de izquierda a derecha: Pauline, Jessica, Sofía, Belén, Anastacia, Calima y Carla. Arriba, de izquierda a derecha, Francis, Solomon, Kevin y Michael.
Abajo de izquierda a derecha: Pauline, Jessica, Sofía, Belén, Anastacia, Calima y Carla. Arriba, de izquierda a derecha, Francis, Solomon, Kevin y Michael.
Universitarios de África hacen prácticas en siete colegios

Universitarios de Kenia y Uganda realizan prácticas este curso en siete colegios de Vigo, A Coruña y Ourense, donde prestan servicio como auxiliares de conversación en inglés a la vez que se forman como docentes y adquieren competencias relacionadas con el emprendimiento. Es un proyecto de cooperación internacional financiado íntegramente por particulares que promovieron la ONG Asdegal, la Confederación de Centros de Enseñanza no Estatal (CECE) en Galicia y el despacho de abogados Rodríguez y Vilas en colaboración con la United States International University Africa. Participan siete colegios que aportan una beca a los estudiantes para sus gastos: Andersen, Montecastelo, Divino Salvador y El Castro San Miguel, todos ellos de Vigo, junto con el colegio fogar Santa Margarida y EFAG Fonteboa de A Coruña y el colegio Miraflores de Ourense.
Se denomina “Training exchage in East Africa Project” y ayer se presentó en la Confederación de Empresarios de Pontevedra con la participación de su presidente, Jorge Cebreiros, y el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares. La aportación de la Xunta  fue la exención de las tasas de la Escuela Oficial de Idiomas de Vigo, donde estos alumnos aprenden español. Cebreiros destacó que las empresas  también tienen corazón y apuestan por proyectos sociales y Pérez Ares les felicitó por esta “idea brillante”. El alma de la iniciativa es la abogada Belén Rodríguez Lago, una persona que fue cooperante en distintos países de África y Latinoamérica y que es  además asesora jurídica de CECE Galicia y secretaria de Asdegal. Explicó que el fin último es mejorar la educación y las condiciones de vida en sus países de origen (uno de los alumnos se forma para montar una granja). “Los europeos ponemos tiritas en África, creo que las soluciones tienen que venir de los propios africanos”. Destacó también otros beneficios para los 2.100 alumnos gallegos que participan y que mejoran sus competencias en inglés  y aprenden valores como la tolerancia o el no racismo. El próximo año quieren incrementar el número de participantes y llegar a 30 colegios.
Ellos se encargaron de los trámites y agradecieron el apoyo de la Embajada de España en Kenia y de la Oficina Consular. Luego lograron formar una red de familias que acogerán en su casa a los jóvenes este curso de forma desinteresada. Solo en Ourense se presentaron 12 familias para un solo alumno. Sofía, una alumna de 9 años del colegio Miraflores, con un universitario de Kenia en su casa, explicó ayer que “mejoras la pronunciación de inglés y aprendes cosas de otra cultura, y ellos de la tuya”. En Vigo, la portavoz de estas familias, Carla Bartolomé,  aseguró que la experiencia les había enriquecido y agradeció la oportunidad. Calima Fernández, jefa de estudios del colegio Andersen, contó a su vez que la ugandesa Jessica Namata se ha convertido en el centro de atención de los alumnos, ha sacado el lado más solidario de las familias, los profesores se han puesto a repasar su inglés y “nos ha traído unos valores con los que no contábamos”.
Jessica Namata, licenciada en Sanidad Pública, dijo que había tenido un recibimiento muy cálido en España y explicó quea diferencia de su país los profesores en España tienen buena formación, están bien valorados y tienen un trato cercano con los alumnos.