VIGO

Tristeza en el Alexándre Bóveda ante la muerte de un alumno

Con una gran tristeza y consternación vivieron ayer los profesores y los alumnos del instituto Alexándre Bóveda el fallecimiento de un niño de 13 años en el aula.

El fallecimiento provocó un profundo pesar en el instituto.
El fallecimiento provocó un profundo pesar en el instituto.
Tristeza en el Alexándre Bóveda ante la muerte de un alumno


 Era un alumno de 2º de la ESO que iba en silla de ruedas eléctrica y padecía una enfermedad degenerativa. A primera hora de la mañana, poco después de las nueve con las clases ya iniciadas, el estudiante sufrió una parada cardiorrespiratoria sin que ni los cuidadores ni los servicios de emergencias que acudieron al instituto pudieran hacer nada por salvar su vida.
Ambulancias y policías se desplazaron ante la llamada del centro. Desde el 112 asesoraron a los profesores que daban clase en ese grupo y ofrecieron una posible atención psicológica dada la conmoción sufrida por los compañeros del alumno fallecido. Al parecer era un niño que se relacionaba con los compañeros, al que era frecuente ver con una sonrisa por los pasillos o en el aula y que se esforzaba con los estudios. Desde el instituto mostraban ayer un profundo pesar.