Touriño pasó de apoyar la creación del Área a calificarla de ’chiringuito’

El presidente de la Xunta prometió la creación del organismo metropolitano hasta 2007
Touriño pasó de apoyar la creación del Área a calificarla de ’chiringuito’
Emilio Pérez Touriño dio un giro completo a sus planteamientos sobre la creación del Área Metropolitana de Vigo desde su llegada a la presidencia de la Xunta. En 2005, a los pocos meses de su toma de posesión, todavía mantenía el discurso pro-Área Metropolitana, y así el 15 de septiembre, en una entrevista que mantuvo con Corina Porro en Santiago, aseguró que había un ’amplio consenso’, y que aprobar la ley metropolitana de Vigo sería ’una prioridad’ y que retomaría el proyecto donde había quedado unos meses antes, cuando no pudo aprobarse por disolverse el Parlamento de Galicia antes de tiempo. Más tarde, hace ahora dos años, Touriño visitó oficialmente el Concello de Vigo y allí, el 13 de febrero de 2006, ya no dio plazos para la aprobación del Área Metropolitana. Eso sí, se mantuvo en que el Gobierno gallego ’trabaja sobre el texto anterior (del PP) para hacer suya la propuesta y con el fin de sacarlo adelante’. Y añadió que la ley vería su entra da en el Parlamento ’a lo largo de este año’. A partir de entonces, un largo silencio, plazos prorrogados y la primera señal de alarma, cuando el conselleiro Méndez Romeu le propuso a Corina Porro, todavía en 2006, la creación de un consorcio de servicios con Pontevedra, sin capacidad jurídica ni política, propuesta que fue descartada por la entonces alcaldesa y también por el PSOE vigués. Ahí quedó hasta 2007, cuando Abel Caballero, candidato a la alcaldía, presentó en su programa la constitución del Área de Vigo formado por 28 ayuntamientos, asegurando contar con pleno respaldo de la Xunta. No fue así: pese a la presencia de Touriño en actos electorales de Vigo, el PP vio derrotada en tres ocasiones la aprobación de la ley metropolitana de Vigo con los votos de PSOE y BNG. El culmen de este proceso, hasta ahora, el pasado 29 de enero, cuando Touriño dijo que no aprobaría ’chiringuitos’, ’nuevos órganos’ o ’nuevas administraciones que no se necesitan, sólo áreas funcionales, de planificación de infraestructuras y de servicios’. Touriño, además, aseguró que la Consellería de Presidencia trabaja en unas directrices para la ordenación del territorio. Y añadió: ’Galicia no necesita más organismos e instrumentos’. Por fin, la pasada semana en el Parlamento de Galicia, Méndez Romeu ratificó todo lo dicho por Touriño. El BNG se mostró crítico, pero al día siguiente, Quintana dio la razón al PSOE.