VIGO

El Sergas pedirá a Povisa que ofrezca garantías a su plantilla

 El gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa, se comprometió ayer con los representantes del comité de empresa de Povisa a  estudiar la forma de incluir en el acuerdo con el hospital concertado la estabilidad de la plantilla.

Félix Rubial y Fernández-Campa,  con el comité de Povisa.
Félix Rubial y Fernández-Campa, con el comité de Povisa.
El Sergas pedirá a Povisa que ofrezca garantías a su plantilla

Esta era una de las principales preocupaciones de los trabajadores, que se consideran “moneda de cambio” cada vez que Povisa atraviesa dificultades. El hospital concertado presentó en fecha reciente un preconcurso de acreedores por las pérdidas que atribuyen al concierto con el Sergas y que motivaron la apertura de unas negociaciones, que se retoman esta misma mañana. El comité de empresa había pedido una reunión con la Consellería de Sanidad y ayer por la mañana les convocaron a una cita con el gerente del Sergas en Santiago, en la que también estaba el gerente del  área sanitaria de Vigo, Félix Rubial. También pusieron sobre la mesa el hecho de que un volumen importante de la plantilla tenga reducciones de jornada impuestas, con lo que a determinadas horas hay una menor ratio de personal. “Queremos que los pacientes de Povisa tengas las mismas condiciones que los del Sergas”, dijeron.


Antonio Fernández-Campa les  dijo que el Sergas están “cumpliendo escrupulosamente” el concierto con este hospital y les contó que desde el inicio de las negociaciones les había exigido “garantías para cumplir con las obligaciones que se recogen en el concierto, así como el mantenimiento de la calidad y seguridad asistencial, y el pago puntual de las nóminas a los trabajadores”. Por último, confirmó al comité que se sentará con Povisa las veces que haga falta para buscar fórmulas que permitan avanzar en el cumplimiento por aambas partes del concierto de 2014. Povisa consideraba insuficiente lo ofertado hasta ahora por el Sergas, sobre el gasto en la medicación y el acceso de nuevos pacientes, y tenía previsto abrir una negociación sobre medidas complementarias que le permitan alcanzar un equilibrio financiero en la atención de la población asignada por el Sergas. También está pendiente de negociar una posible reducción de la cápita (540 euros) para compensar el gasto en la medicación del Sergas.


Por otra parte, el  comité de empresa de Povisa se reúne esta semana con los alcaldes de Cangas, Gondomar, Nigrán y Baiona, en el marco de los contactos que ha iniciado con los gobiernos de las localidades que tienen usuarios asignados a Povisa.  Se trata de buscar su apoyo como ya hicieron la semana pasada con el alcalde de Vigo. Asimismo, este jueves celebran un pleno que establecerá "la agenda a seguir en función de la evolución del conflicto".