VIGO

El Sergas dio ya instrucciones para empezar a sancionar en sus centros

El Sergas remitió el mes pasado una instrucción a las distintas áreas sanitarias de Galicia para garantizar el cumplimiento de la prohibición de fumar en el interior los centros sanitarios y también de puertas afuera, en su entorno más próximo, como establece la ley. 

El Sergas dio ya instrucciones para empezar a sancionar en sus centros


La Administración sanitaria asegura que detectó “un repunte” en el incumplimiento de la ley en los centros sanitarios, tanto por parte de los trabajadores como de los usuarios y pacientes.
 La prohibición de fumar se refiere tanto al tabaco convencional como a los cigarrillos electrónicos.
El Sergas establece que serán los vigilantes de seguridad de los centros sanitarios los encargados de identificar a los infractores y de notificar los casos. La tarea no será  fácil en hospitales del tamaño del Cunqueiro, donde hay pocos vigilantes de seguridad y con zonas donde se fuma habitualmente que está muy distantes entre sí. 
En centros sanitarios sin vigilantes de seguridad los responsables serán los jefes de servicio y los coordinadores de enfermería los encargados de asegurar el cumplimiento de la normativa. Las infracciones pueden conllevar multas de 30 euros si se trata de una conducta aislada, pero podrían suponer multas de entre 600 y 10.000 euros en caso de que sea una infracción grave (consiste en acumular tres leves). 
La mencionada instrucción pide que se reactiven los grupos de acción a los que se refiere el programa europeo Red Europea de hospitales sin humo y que velan por el cumplimiento de la normativa.
Incluyen medidas como la señalización y el seguimiento de los puntos calientes. El Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo ya cuenta con esta comisión y aplica estas medidas desde mayo del año pasado, con la colocación de carteles, identificación de los lugares donde se fuma, vigilancia, entre otras.
Por último, la instrucción del Sergas plantea medidas para ayudar a dejar de fumar a los trabajadores de los centros  y a los pacientes que acudan al hospital. En el primer caso, indica que se informará a los trabajadores de la existencia de la unidad o consulta de desahabituación tabáquica, facilitando sus asistencia en horario laboral. En Vigo, esta consulta para trabajadores está en el Servicio de Medicina Preventiva.
La Xunta alude también a los pacientes fumadores que estén ingresados, a los que podrían ofrecer esta ayuda sobre todo cuando  forme parte de un grupo de riesgo en el que el consumo de tabaco tenga mayor repercusión para su salud.
Esto último aún no se está aplicando, pero ya existe un proyecto.
A día de hoy, funciona la consulta de deshabituación tabáquica en el Servicio de Medicina Preventiva del Complejo Hospitalario Vigués para los profesionales de la sanidad y la del servicio de Neumología que está ubicada en el Nicolás Peña y atiende tres días al mes exclusivamente a los pacientes de esta especialidad. Hay otras iniciativas, en Psiquiatría o la consulta creada dentro del servicio de Rehabilitación Cardiaca, pero como tal no existe una unidad especializada en el hospital que sea para toda la población y multidisciplinar con la incorporación de un psicólogo.
En Primaria hay alguna consulta aislada como la del mencionada centro de salud de Lavadores, que hace incluso terapias de grupo. n