ALEJANDRO S. HERNÁNDEZ COOPERANTE DE AYUDA EN ACCIÓN POR LA CAIXA

“Ser cooperante es una forma de sentirme útil, tengo claro que no estoy de vacaciones”

Alejandro Sebastián Hernández (Vigo, 1958) fue empleado de Caixabank durante 30 años en distintos cargos de dirección. Hace dos años entró en la prejubilación y fue entonces cuando decidió dar el paso en el voluntariado activo, en el que se va a estrenar con 60 años recién cumplidos.

“Ser cooperante es una forma de sentirme útil, tengo claro que no estoy de vacaciones”

  Este domingo saldrá con destino a Mozambique.

¿Cómo surge la idea de hacerse cooperante internacional?
Es una forma de cumplir con un compromiso personal con la Obra Social de La Caixa. Me presenté a un proceso de selección, el año pasado quedé de reserva y en esta ocasión ya me tocó. Va a ser la primera vez que participo en algo así.
¿En qué proyecto va a participar?
Nuestro equipo vamos a colaborar con ONG locales como Ayuda en Acción. Trabajaremos con el programa de Ayuda en Acción “Work for Progress”, para el fomento de la inserción laboral de jóvenes y mujeres. Aportaremos nuestra experiencia laboral para aportarle una visión económica y financiera, ayudarles a elaborar un plan de ventas, posiblemente con el que convertir pequeñas explotaciones agropecuarias en pequeñas empresas. Son programas de Microemprendimiento.
¿A qué zona van a viajar?
Nos estableceremos en Pemba, localidad principal de Cabo Delgado, en la frontera norte con Tanzania. Estaremos allí unos 25 días.
¿Qué opina su familia?
Está encantada y me apoyaron desde el principio. Tengo dos hijos ya independientes. Ser cooperante es una forma de sentirme útil. Tengo compañeros que ya participaron y vinieron encantados. Es toda una experiencia. Tengo claro que no estoy de vacaciones, voy a trabajar, pero supongo que una tarde podré dedicarla a conocer un poco la zona.
¿Cómo se ha preparado para este viaje?
Me he vacunado del cólera, porque parece que hay un brote por la zona. Además llevo tratamiento para la malaria. Nos han dado las típicas recomendaciones de cuando viajas a un país tropical: nada de beber agua, mucha precaución con los productos frescos, comer todo cocinado. La ventaja es que cuando lleguemos allí es invierno y no hace un calor tan agobiante.
¿Qué metió en la maleta?
Ropa deportiva. Nos dijeron que para los mosquitos convenía que vistiésemos camisas de manga lagar y pantalones largos. Llevo una mosquitera por si es necesaria y un botiquín básico.
¿Es el único gallego del equipo?
Sí. Hay un compañero de Coruña, pero va a Colombia.