VIGO

Rosendo: “Mi fe me ha mantenido en pie”

A su salida de prisión, Rosendo  fue recibido por familiares y allegados, entre ellos, su hijo; Ivana, una de las ‘hermanas’ acusadas; Marta Paz (su mano derecha); uno de los ‘consagrados’, así como los tres sacerdotes que le han apoyado desde el principio.

Rosendo, recibido por sus allegados, a la salida de prisón.
Rosendo, recibido por sus allegados, a la salida de prisón.
Rosendo: “Mi fe me ha mantenido en pie”


 El líder de los “miguelianos”, que subió a un vehículo rumbo a Madrid,  agradeció al tribunal su puesta en libertad por la oportunidad que le brindan de ver a su familia, así como el apoyo recibido por los profesionales y compañeros reclusos en Teixeiro.
En declaraciones a los medios, un Miguel Rosendo visiblemente emocionado  que ha vivido “cuatro años muy difíciles” en prisión y que su fe lo “mantuvo en pie muchas veces”. Rosendo volvió a negar que la orden fuera una secta, que abusara de nadie ni que separara a sus seguidores de sus familias.
“Me han golpeado mucho con algunas noticias que no eran ciertas”, dijo  Rosendo, quien lamentó que no sólo la suya sino las de otros miembros de la orden han visto sus “familias destrozadas” por el impacto mediático que ha tenido el caso.
El líder de los “miguelianos”  dijo ser un defensor de la familia, de la Iglesia y de “la dignidad de la mujer”.n