VIGO

Roban una silla de ruedas de un garaje tras forzar la puerta

La Policía Local logró detener a uno de los integrantes del grupo, un menor de edad que llevaba una pierna escayolada. Los otros dos están siendo buscados

Los detenidos por la Policía Nacional entraron por una ventana del centro escolar que forzaron.
Los detenidos por la Policía Nacional entraron por una ventana del centro escolar que forzaron.
Roban una silla de ruedas de un garaje tras forzar la puerta

  La Policía Local identificó a un menor que, supuestamente, en compañía de otros dos jóvenes, habría forzado la entrada de un garaje y habrían sustraído una silla de ruedas y otros efectos. Un vecino alertó a la Policía sobre la una y media de la madrugada de ayer al sorprenderlos en la puerta del garaje en la calle Canario. Según relató, dos de los chicos se introdujeron en la cochera, mientras el tercero esperaba fuera. 
Los jóvenes salieron del garaje con una silla de ruedas y se fueron hacia Gregorio Espino, según este testigo, quien también precisó que uno de los chicos llevaba muletas y una pierna escayolada. Los agentes comprobaron que la cerradura de la puerta había sido arrancada y que tenía los cables sueltos y pelados, de manera que, al hacer contacto, se accionaba el sistema de apertura. En el interior no observaron desperfectos, aunque sí localizaron dos reposapiés de silla de ruedas tirados.
Los agentes localizaron a un menor que respondía a la descripción del testigo. En paralelo, otra dotación localizó la silla de ruedas. La Policía avisó a su madre, que se hizo cargo de él. Además, en un jardín de la casa se encontró un monopatín y un paraguas que se sospecha que también pudieron ser sustraídos en el garaje. 

Dos menores entran a robar en un colegio de Valladares

nnn  La Policía Nacional detuvo a   dos jóvenes de 16 años que intentaban llevarse varios ordenadores portátiles de un colegio de Valladares. Los hechos tuvieron lugar a las 4 horas, cuando una llamada al 091 alertó de la presencia de dos personas con ropas oscuras en el exterior del colegio. Los agentes que allí se desplazaron rastrearon las inmediaciones del edificio y, al no observar nada extraño, accedieron al colegio por la parte trasera, donde descubrieron que la puerta y una ventana habían sido forzadas, y que un ventanal anexo estaba roto. Una segunda dotación que se personó en el lugar localizó a los dos jóvenes intentando huir por las escaleras del edificio hacia un almacén. Finalmente, los menores fueron interceptados cuando portaban un cúter y diversas herramientas. n