Retirados 400 contenedores destinados a esterilización

El Sergas decide "salvar" 200 para reincorporarlos al proceso. Ayer tampoco se suspendió ninguna operación

Retirados 400 contenedores destinados a esterilización

La Gerencia Sanitaria de Vigo realizó en las últimas horas la actividad quirúrgica planificada, sin que en esta ocasión fuera necesario reprogramar alguna intervención por los problemas de esterilización nos contenedores. 
En relación con las medidas adoptadas para la validación de la correcta esterilización de los contenedores, el Sergas señaló que el pasado fin de semana se efectuó el lavado manual de 600 del total de los 1.892 disponibles, y posteriormente se introdujeron en el túnel de lavado con las nuevas especificaciones técnicas  prefijadas. Tras este  reprocesamiento fueron recuperadas 200 cajas que están en condiciones de  incorporarse de nuevo en el  circuito de la esterilización. El resto -las otras 400- fueron retiradas para su reposición.
En los próximos días se continuará con esta medida, con el objeto de convalidar individualmente los contenedores restantes. Además, de manera inmediata iniciara el procedimiento para la adquisición, por la vía de urgencia, de los contenedores necesarios para reponer aquellos que fueron descartados en esta primera evaluación.
Mientras los técnicos siguen desarrollando los estudios para determinar las causas que provocaron la aparición de óxido de aluminio en la superficie de los contenedores,  el pasado viernes se procedió a modificar el conjunto de parámetros físicos y químicos del proceso integral de esterilización.  
Con el objeto de minimizar repercusión asistencial de esta situación, se procederá la una validación diaria de la actividad quirúrgica programada, para mantener intacta la cirugía prevista en jornada de mañana, tal y como ha acontecido con la programación de este lunes.  Para hoy, martes, están programadas 108 intervenciones quirúrgicas (71 en Meixoeiro y 37 en el  Álvaro Cunqueiro. 
Por su parte, el alcalde, en rueda de prensa, dijo que fue un hecho "de excepcional gravedad" y pidió a la Xunta que hubiera responsabilidades políticas por lo ocurrido.