CORRUPCIÓN EN HACIENDA

Redcom, uno de los afectados por el complot que sale a la luz

Hacienda aún no devolvió al grupo vigués los 8,5 millones que le retuvo, tal y como recoge la sentencia firme que le absolvió, porque el inspector siguió por la vía administrativa

Manuel Ferreira, fundador del Grupo Redcom, uno de los afectados por la trama destapada.
Manuel Ferreira, fundador del Grupo Redcom, uno de los afectados por la trama destapada.
Redcom, uno de los afectados por el complot que sale a la luz

El grupo empresarial vigués Redcom es uno de los perjudicados por la trama que acaba de destapar una operación de la UCO de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria. 15 años dura ya el calvario de su fundador, Manuel Ferreira, con Hacienda desde que en 2004 le abriera una investigación que terminaría con una imputación. Todo concluyó con una absolución y no cualquiera. El fallo es muy claro: “la sentencia no absuelve al señor Ferreira por entender que no se ha probado su participación dolosa en la trama defraudatoria” que le imputaban, “sino porque considera que no existe prueba de la existencia de la referida trama”.
Pero a pesar del fallo, que fue confirmado por la Audiencia Provincial tras el recurso de la Agencia Tributaria, la guerra de Ferreira con Hacienda no ha terminado porque no le han devuelto los 8,5 millones de euros que le retuvieron en su momento porque, cuando acabaron los procedimientos penales, el inspector ahora arrestado continuó con la vía administrativa. 
Manuel Ferreira además ha tenido que incrementar las garantías ante Hacienda, que también le había incautado varios coches de una colección privada que tiene el empresario.

El Calvario siguió

Según relata El Confidencial digital, entre enero y septiembre de 2016, cuando la Audiencia ratificó la sentencia absolutoria, exmiembros del Servicio de Aduanas de Vigo contactaron con Manuel Ferreira y le garantizaron la devolución inmediata del dinero si se comprometía por escrito a no iniciar acciones legales contra la Agencia Tributaria de Vigo y en concreto contra Asdrúbal Casares, a lo que el empresario se negó. Las pérdidas para el Grupo Redcom, que en 2004 facturaba 360 millones de euros y tenía 320 tiendas, son incalculables, especialmente el calvario personal y familiar de Manuel Ferreira. 
La imputación provocó que el grupo tuviera que cerrar 24 empresas y despedir a 320 trabajadores. A todo ello se suma la pérdida de contratos importantes con empresas como Iberdrola, R y Vodafone para no dañar su imagen.
Redcom había firmado un acuerdo con Vodafone para implantar un gran proyecto de un operador virtual y a raíz de la denuncia se anuló el contrato por el impacto reputacional que podría suponer para la compañía de telefonía.
No hay que olvidar que la acusación era tan grave que pedía 13 años de prisión y 8 millones de euros de multa por lo que consideraba una trama defraudatoria de IVA, que el juez señala en la sentencia que no existió. Ferreira ha seguido hasta el final para demostrar su inocencia.

Motopasión
Un caso similar es el de Motopasión a cuyo propietario imputaron por fraude fiscal y finalmente fue absuelto. El propietario del que fue el mayor concesionario de motocicletas de Galicia también fue investigado por fraude del IVA pero el juez tampoco encontró el fraude. 

Uno de los grupos más importantes de Galicia

 Manuel Ferreira, nacido en el municipio ourensano de Riós, creó de la nada uno de los grupos empresariales más importantes de Galicia. Grupo Redcom contaba con empresas del sector mayorista de comunicaciones, centros de reparación de telefonía móvil, una cadena de tiendas de comunicaciones de Vodafone, operador de telefonía fija, empresas de ingeniería para la gestión de flotas y televigilancia, empresas del sector medioambiental, de energías renovables y destrucción documental, de mensajería urgente, de servicios a pymes, una central receptora de alarmas y compraventa de coches clásicos. Algunas se perdieron tras ser imputado por Hacienda.