VIGO

Rande volvió a obras y atascos

La estación de Ría cerrada, vientos de más de 60 por horas y lluvias de cierta intensidad por la mañana saludaron el reinicio de las obras en el puente de Rande, con el corte de dos carriles y nuevos atascos. 

La circulación se mantiene en los carriles externos y en doble sentido en otros dos.
La circulación se mantiene en los carriles externos y en doble sentido en otros dos.
Rande volvió a obras y atascos

Las obras de asfaltado en el tablero central del Puente de Rande se iniciaron ayer, y se prolongarán durante varios meses, sin que Fomento haya precisado la duración de una obra que no es sino la continuación de la ampliación finalizada a últimos de diciembre pasado con la apertura de los dos nuevos viales, uno por sentido. La novedad ayer fue que se cerró un lado completo quedando el tramo central del viaducto con doble sentido que impide adelantar, hecho insólito que además se prolongará durante semanas, hasta verano. 
La novedad  de la reanudación de los trabajos obligó a desviar los flujos de circulación, con el añadido de  las condiciones climatológicas adversas que provocaron retenciones en ese tramo de la autopista AP-9, así como protestas de usuarios y también de alcaldes del Morrazo. La Dirección General de Tráfico (DGT) informó de atascos puntuales y circulación irregular entre los kilómetros 147 y 149 de la autopista, los que discurren por el puente, debido a las obras. Esos trabajos de renovación del pavimento se iniciaron durante noche  del lunes al martes y obligaron a desviar flujos de tráfico en el puente. Con todo, la puesta en servicio de los nuevos carriles exteriores permite que, pese al asfaltado, se pueda mantener abiertos dos carriles en cada sentido.
El más crítico fue el alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, quien recordó que ni él ni su homóloga de Moaña acudieron a la  inauguración -ni tampoco el regidor de Redondela- al entender que se había realizado una apertura precipitada con el único fin de que Audasa pudiera subir el precio del peaje, para lo cual tenía que terminar antes de 2018. "No fuimos porque no estaba terminada la ampliación y ahora van a reasfaltar y generar atascos", señaló Pazos. El alcalde cangués considera que habrá que esperar al verano pero ya advierte contra los viales externos por ser estrechos y que en caso de un accidente se verán los problemas "de una obra mal hecha que no va a funcionar ni a solucionar el tráfico". n