UNA INFRAESTRUCTURA IMPRESCINDIBLE

Rande abrió sus carriles nuevos y se estudia quitar el peaje de Redondela

Abierta la ampliación del puente de Rande para el tráfico de O Morrazo tras la inauguración de las obras por Rajoy, que anunció que en enero se estudiará la petición para suprimir el peaje entre Vigo y Redondela. El acto, marcado por la contestada subida de peajes de Audasa, la ausencia de alcaldes al considerar inacabada la obra y protestas.

Caballero anuncia la revisión de los permisos a 800 camioneros para circular por Vigo ante la inacción de la Xunta para liberalizar el tramo urbano de la AP-9. Feijóo pide sensibilidad a las empresas con los vecinos de Chapela por las molestias de las obras.
 

Inauguración de Rande, ayer, con Feijóo, Rajoy, Pastor, De la Serna y Caballero // Ayer se abrieron al tráfico los nuevos carriles laterales de Rande tras la ampliación y empezaron a circular los coches, como se ve en la foto
Inauguración de Rande, ayer, con Feijóo, Rajoy, Pastor, De la Serna y Caballero // Ayer se abrieron al tráfico los nuevos carriles laterales de Rande tras la ampliación y empezaron a circular los coches, como se ve en la foto
Rande abrió sus carriles nuevos y se estudia quitar el peaje de Redondela

El nuevo puente de Rande abrió ayer al público siete años después de que se proyectase su ampliación debido a la alta afluencia de vehículos. Los conductores pudieron disfrutar ya por la tarde de los seis carriles de los que dispone ahora esta infraestructura imprescindible para la comunicación y economía de las dos riberas de la Ría de Vigo. Los cuatro centrales, inaugurados en el año 1981, dan acceso a la autopista y a la salida para O Morrazo. Los dos carriles que luce ahora Rande unen esta península con el puente.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, inauguraron las obras en un acto en el que también han participado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna y su antecesora en el cargo y actual presidenta del Congreso, Ana Pastor. Junto a ellos, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, único regidor del área metropolitana que asistió al acto tras anunciar los cuatro concellos de O Morrazo que no asistirían al acto: no estuvieron ni Xosé Manuel Pazos (Cangas), Leticia Costas (Moaña), José Luis Poceiro (Vilaboa) y Félix Juncal (Bueu), junto al de Redondela (Javier Bas, del PP), municipio muy involucrado en reclamar la gratuididad de la AP-9 y la reducción del ruido en Chapela.
Durante su intervención Rajoy justificó estas obras porque el puente de Rande "se queda pequeño", ya que su actual intensidad media de circulación ronda los 60.000 vehículos diarios. La ampliación de la capacidad de la autopista es una "excelente noticia" para los municipios del entorno, incluidas las ciudades de Vigo y Pontevedra, "y para toda Galicia". El presidente del Gobierno, que reconoció el papel en esta obra de José Luis Rodríguez Zapatero y de José Blanco (presidente y ministro de Fomento respectivamente cuando se firmó el convenio para su ejecución), recalcó que el puente de Rande se ratifica como una infraestructura "enormemente productiva, por su retorno social y económico". Estas obras, junto con la ampliación de la autopista a su paso por Santiago, se regularon en un convenio firmado en 2011 entre el entonces ministro José Blanco y Audasa, y en el
que se establecía que la concesionaria recuperaría la inversión con un incremento del peaje del 1 por ciento anual acumulativo durante 20 años.
La ampliación de capacidad de la AP-9 se ha desarrollado en un tramo de casi 6 kilómetros, entre O Morrazo y la entrada a Vigo por Teis. El coste de los trabajos ha ascendido a 191 millones de euros (incluyendo obras, expropiaciones, asistencias técnicas, control y redacción del proyecto), de los que la mayoría se invirtieron en el puente de Rande.

Rajoy: “Hay que tender puentes que unen y no que separan”

nnn El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apeló en este último acto público en 2017 a tender y ampliar puentes "que unen y no separan", aprovechando la inauguración del nuevo Rande.
"Tengan por seguro que el Gobierno seguirá trabajando al servicio del interés general, pensando siempre en las personas, porque esta es la única forma posible de entender la política", señaló Rajoy.
Tras hacer un repaso de las principales cifras económicas de España, reiteró su mensaje de optimismo para el futuro que ya expuso en el balance del año. Admitó que 2017 no fue un año fácil, aunque precisó que ninguno lo es, e insistió en los buenos datos que aportó en el terreno económico al seguir creciendo por encima del 3%.

el lapsus de rajoy
"Y termino deseándole a todos ustedes y a sus familias lo mejor para el próximo año 2016, que sinceramente falta nos hace a todos", concluyó Rajoy el acto, confundiendo el año que entra: el 2018.n