VIGO

Protesta en los juzgados por la reforma del Registro Civil

La concentración, la primera de este año, reunió a abogados, procuradores y funcionarios

La concentración se llevó a cabo en las puertas de los juzgados vigueses.
La concentración se llevó a cabo en las puertas de los juzgados vigueses.
Protesta en los juzgados por la reforma del Registro Civil

Funcionarios, abogados, procuradores y usuarios volvieron ayer a la calle, tras meses de parón, para retomar la lucha contra las reformas planteadas por el Ministerio de Justicia, en lo que fue ayer la primera movilización de 2014 y tras un año anterior con récord de protestas en este ámbito en Vigo. 
La alerta surgida tras la comunicación interna hace unas semanas del Colegio de Registradores anunciándoles los próximos planes para hacerse con el Registro Civil ha obligado a los sindicatos a adelantar lo que consideran una respuesta contundente contra esta medida. 
La primera convocatoria fue seguida ayer por cerca de 400 personas, entre los que se encontraban además de los sindicatos convocates, CIG y CCOO, representantes de Avogados Novos, Xustiza y Sociedade, así como de afectados por la Hipoteca y preferentistas, quienes recorrieron desde los juzgados hasta la calle Coruña acompañados por gaiteros y coreando consignas contra la privatización de un servicio público.
Según informó Pablo Valeiras, de CCOO, “la respuesta ha sido bastante buena y esperamos poder seguir con fuerza a partir de la próxima semana. Así, vamos a iniciar una nueva campaña de recogida de firmas en distintos organismos de la ciudad, así como contactos con distintos partidos políticos¨.
 Valeiras aseguró que ya tienen respuesta del AGE, BNG y PSOE y que han enviado cartas tanto al PP como a los alcaldes del área para abordar una reforma que supondría la supresión de los juzgados de paz. “Queremos que sepan qué consecuencias traería para estos municipios dicha eliminación,” afirmó el portavoz sindical, quien recordó que la privatización del Registro Civil supondrá “empezar a cobrar tasas por trámites que son gratis, como nacimientos, defunciones, o duplicados del libro de familia” y que serían impuestos “que no irían directamente al Estado sino a los propios registradores”.n