VIGO

La prostitución “echa” a dos nuevos locales de A Ferrería

Los comerciantes consideran necesario tomar medidas para recuperar la vida del barrio

La galería de arte Conde Sueiro dejará el barrio histórico. También cierra “A tenda do avó”.
La galería de arte Conde Sueiro dejará el barrio histórico. También cierra “A tenda do avó”.
La prostitución “echa” a dos nuevos locales de A Ferrería

nnnDos locales comerciales de la parte alta del Casco Vello echarán el cierre en los próximos días por falta de clientela. Se trata de “A tenda do avó”, un establecimiento de productos ecológicos y cafetería que llevaba cinco años instalado en la calle Abeleira Menéndez. Otro de los que se despiden del barrio histórico es el local que ocupaba desde hace poco más de un año la galería de arte Conde Sueiro en la calle Cruz Verde. La galería ya había estado en la calle María Berdiales y también en Baiona, donde es posible que regrese. Se van con pena, porque el esfuerzo realizado en su día no se vio recompensado con el público que esperaban. Reconocen el esfuerzo del Consorcio del Casco Vello por rehabilitar edificios y poner locales y viviendas a disposición de la población, pero creen que hace falta algo más para recuperar la vida del barrio.
Monserrat Freire atendía ayer en “A tenda do avó” a varios clientes que no acababan de creerse la mala noticia del cierre. Recuerda que cuando abrieron con la novedad y con algunas actividades que se hacían había mucho movimiento, pero después fue decayendo. “Comercialmente lo pueden decir otros locales del barrio,  para muchos no cuaja, se necesita más promoción”, asegura esta redondelana que desconoce por ahora cuál será su futuro laboral. También cree que la gente de Vigo debería apostar más por los negocios de la ciudad, “es una idiosincrasia peculiar, mucha gente no nació aquí y no se sienten vinculados con lo que pasa a su alrededor”. Señala asimismo un factor que considera pudo influir y es que la prostitución sigue muy presente, a escasos metros del local, aunque en algún momento pensaron que desaparecería. “Yo creo que debería haberse eliminado, porque hay gente que viene y cuando ve esa actividad en la zona, que sigue siendo fuerte, ya no quiere volver”, señala. Tanto en Abeleira Menéndez como en Cruz Verde hay prostitución. Sin embargo, solo está reconocida oficialmente una barra americana como tal. El delegado del Consorcio del Casco Vello, Ignacio López Chaves, rehusó pronunciarse sobre estos cierres. A día de hoy la demanda de locales comerciales en el Casco Vello sigue siendo alta. n