VIGO

Prisión por revelar la infidelidad de su marido tras mirar su móvil

La vecina de Vigo, que aceptó 15 meses de cárcel, tras descubrir mensajes privados y fotografías de otra mujer en el teléfono de su marido, contactó con la pareja de ella

La mujer cogió el teléfono de su marido a escondidas.
La mujer cogió el teléfono de su marido a escondidas.
Prisión por revelar la infidelidad de su marido tras mirar su móvil

nnn Mirar a escondidas el teléfono móvil de su marido y descubrir en él mensajes privados y fotografías íntimas de otra mujer le ha salido muy caro a una vecina de Vigo. El juzgado de lo Penal 1 la condenó ayer  a 15 meses de cárcel tras un acuerdo de conformidad que logró rebajar la pena inicial solicitada por el fiscal y que  elevaba condena de cárcel hasta los dos años además de a un pago de una multa por los delitos de descubrimiento y revelación de secretos y uno leve de maltrato.
Los hechos, que fueron reconocidos por la acusada tuvieron lugar a finales de julio del año pasado. La mujer, sin el conocimiento de su marido, y “guiada por el ánimo de invadir su esfera personal y obtener información sobre la relación íntima que mantenía éste con otra mujer”, accedió al contenido de su teléfono móvil. En él, encontró diversos mensajes privados y fotografías enviadas por la supuesta amante, incluida una imagen donde ella aparecía desnuda. 
Tras dicho hallazgo, la ahora condenada se puso en contacto con la pareja sentimental de la mujer que aparecía en las fotos y que mantenía un affaire con su esposo, contándole lo que ocurría y mostrándole además la imagen en cuestión.
Dos días después, ya en el mes de agosto, y después de haber descubierto la infidelidad, la acusada se personó en el domicilio en Vigo de la amante de su marido y le propinó un bofetón tras iniciarse entre ambas una discusión. El golpe no le produjo lesiones a las agredida.
La sucesión de hechos acabó en denuncia y finalmente en proceso judicial. La mujer, además de engañada, ha sido condenada por invadir la esfera personal de su marido cuando cogió su teléfono móvil y utilizó esa información privada para revelar su relación extramatrimonial a la otra parte afectada.
Defensa y acusación lograron llegar a un acuerdo para evitar la celebración del juicio.n