VIGO

El PP de Vigo recuerda que 2018 comienza con más impuestos

El concejal vigués Miguel Fidalgo recordó ayer el "nuevo atraco al bolsillo de los vigueses que supone la llegada del año 2018", en la que el ejecutivo local va a aplicar una subida de impuestos del 2,2%.

El precio del autobús Vitrasa sube en dos céntimos.
El precio del autobús Vitrasa sube en dos céntimos.
El PP de Vigo recuerda que 2018 comienza con más impuestos

 "Se confirma un robo injustificable a todos los vecinos, que ven cómo les suben los impuestos y las tasas municipales mientras que se les vende una situación económica idílica", lamentó ayer Fidalgo. El edil popular recordó que con el inicio de 2018 los vigueses pagarán más por los impuestos municipales, IBI, Vehículos e IAE y también por los principales servicios como son el abastecimiento de agua, el transporte urbano, el taxi, la grúa, la recogida de basuras o los servicios deportivos.
En este sentido, el popular preguntó al alcalde "qué tipo de lógica sigue" para que, con 100 millones de euros en caja, se aplique una subida de más de dos puntos para el IBI, el IAE, el impuesto de circulación, la grúa, el agua, la basura, el taxi o el Vitrasa. "Además esta voracidad recaudatoria no se traduce en mejores servicios, y todos los años se dejan dinero en caja". Así, expone, en los dos ejercicios de la actual legislatura, el gobierno local ha dejado sin gastar 40 millones pese a todo lo recaudado.  
Fidalgo recordó también al alcalde "su tremenda hipocresía cuando opina sobre las tasas e impuestos de otras administraciones mientras resta importancia a las subidas que aplica en su gobierno". Es el "más claro ejemplo de quien ve la paja en el ojo ajeno mientras no quiere ver la viga en el suyo propio" ironizó Fidalgo.
Por último el concejal popular señaló que todos los vigueses deben recordar que el único año que Caballero redujo los impuestos y las tasas municipales fue el ejercicio en el que el Partido Popular de Vigo forzó dicha bajada a cambio del apoyo para la aprobación de los presupuestos municipales. "Le obligamos a bajar los impuestos y esto no supuso una quiebra de la economía municipal", concluyó Fidalgo.