VIGO

La Policía vigila 222 centros educativos durante el curso

El objetivo del plan de seguridad es minimizar los riesgos de un posible trapicheo de droga en las inmediaciones, evitar peleas y detectar los casos de acoso escolar

Desde el inicio de las clases los agentes vigilan de cerca los centros educativos y su entorno.
Desde el inicio de las clases los agentes vigilan de cerca los centros educativos y su entorno.
La Policía vigila 222 centros educativos durante el curso

nnn El inicio del curso escolar puso en marcha el plan de la Policía Nacional para la convivencia y mejora de la seguridad en los centros educativos. En total, los agentes vigilarán 222 centros de enseñanza, de diferentes niveles, repartidos entre Vigo y Redondela. El objetivo es minimizar los riesgos que los escolares puedan encontrar durante el tiempo en el que se encuentran en ellos o en su entorno. El operativo tiene en su punto de mira el posible trapicheo y venta de sustancias estupefacientes, el acoso escolar, las peleas y discusiones y que se mantengan buenos niveles de convivencia entre todos los grupos que integran la comunidad educativa.
El plan, impulsado desde la Delegación del Gobierno en Galicia y la  Inspección de Educación, ofrece a los centros docentes la posibilidad de solicitar charlas informativas/formativas sobre temáticas cómo: acoso escolar, drogas y alcohol, violencia de género, nuevas tecnologías y bandas juveniles; charlas impartidas por personal experto de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y dirigidas al conjunto de la comunidad educativa (alumnado, profesorado, familias).
En el ámbito de este plan director -la Guardia Civil cuenta con uno propio en el que incluye las mismas actuaciones en los centros de los restantes municipios del sur de la provincia- la Policía Nacional tiene registrados 22 centros de riesgo, de los que 18 están en Vigo y 4 en Redondela. 
Estos se consideran así al contar con alumnos de diferentes niveles de estudio, es decir, que también pueden ser estudiantes personas adultas o que exista una gran diferencia de edad entre los más pequeños y aquellos que acuden a los últimos cursos que se imparten en el centro. Fuentes policiales explicaban en este sentido que “estos centros no tienen porqué ser problemáticos, simplemente es aconsejable que se extremen las precauciones”.n