OPERACIÓN PATOS

La Policía sospecha del pago de cirugía estética a Porro, que lo niega

Corina Porro aseguró ayer que ella pagó la intervención y recordó que el fiscal no ha pedido su imputación

La Policía sospecha del pago de cirugía estética a Porro, que lo niega

La Policía ha expresado sus sospechas acerca de la posible relación entre el dueño de la constructora Eiriña, Enrique Alonso Pais, y el pago de una operación de cirugía estética en 2006 a la que era entonces alcaldesa Corina Porro, hoy presidenta del Consello Económico y Social de Galicia. Así figura en un informe policial incluido en el sumario de la Operación Patos, y en el que se describen varios documentos localizados en el domicilio del imputado Alonso Pais durante el registro posterior a su detención.  Ayer mismo, Corina Porro negó rotundamente que nadie hubiera pagado la intervención y recordó que el fiscal no pide su imputación. Afirmó que pagó ella misma y que Pais ni siquiera tenía la empresa Eiriña en 2006.
Según figura en las diligencias, en la mesilla de noche de la habitación de matrimonio de la casa se localizaron varios documentos relacionados con un viaje a Madrid, en julio de 2006, de Corina Porro, además de otras dos personas. Acompañando a los datos de la reserva del viaje y el hotel, también había documentación sobre una cita de preanestesia y una consulta en una clínica para la realización de una operación de cirugía estética, además de un presupuesto de 18.550 euros. La Policía, con autorización judicial, obtuvo diversos informes de entidades financieras, así como de la propia clínica y de la agencia de viajes, para confirmar si se habían producido el viaje y la operación, y quién lo había pagado.
Estas diligencias permitieron comprobar que, efectivamente, Corina Porro fue sometida a una intervención quirúrgica en ese centro en julio de 2006, además de en otra ocasión posterior, en 2010 (cuando ya no era alcaldesa sino presidenta del Puerto).
Asimismo, tras analizar la documentación, la Policía ha concluido que, algunos de los viajes a Madrid, para varias consultas médicas, fueron facturados al Ayuntamiento de Vigo; mientras que los hoteles fueron abonados "por los propios huéspedes". Con respecto al pago de la operación, la Policía cree "patente" que fue Corina Porro la que entregó el dinero en efectivo en la clínica. La Policía considera que "hay indicios de presunta comisión delictiva" que, al menos, requieren de "una cierta explicación", y hace esta afirmación en base a la documentación "personalísima" de Porro en la mesilla de Alonso Pais y que la alcaldesa no habría pagado su operación con una transferencia desde alguna de sus cuentas. A todos estos indicios, el informe de la UDEF suma otro, que relacionaría a Pais con Porro: un testigo dijo que el dueño de Eiriña "influyó" en la adjudicación por 8 años del mantenimiento de jardines de la ciudad a Cespa, donde trabajó Pais, siendo Porro regidora.