VIGO

La Policía reparte folletos en 11 idiomas para los turistas

Cuentan con un traductor de inglés y disponen de servicio intérpretes para otras lenguas

La presencia policial en las zonas más turísticas se incrementa durante los meses de verano.
La presencia policial en las zonas más turísticas se incrementa durante los meses de verano.
La Policía reparte folletos en 11 idiomas para los turistas

En verano la ciudad se transforma y con ella también el trabajo de las fuerzas de seguridad. Al trabajo diario hay que añadir ahora los turistas, un colectivo que cambia de dirección con la rapidez que imponen los cruceros o autobuses en los que llegaron y que, generalmente, hablan en otros idiomas. Para poder dar un servicio adecuado a esta población flotante, que en algunos momentos del verano pueden llegar a los 600.000 habitantes, la Policía Nacional ponen marcha un servicio de traductores que permite atender a los turistas que necesitan presentar alguna denuncia que, en la inmensa mayoría de los casos, son consecuencia de pequeños hurtos sufridos durante la visita a la ciudad. 
Además, reparten trípticos en once idiomas con concejos en caso de sufrir algún percance o ser víctima de algún delito. Estos folletos, unos cinco mil, son repartidos entre los establecimientos hoteleros, la hostelería y los comercios de las zonas más turísticas de Vigo. 
El servicio de traductores de la Policía Nacional lleva en funcionamiento más de veinte años y cuenta con un traductor de inglés de forma permanente para evitar tener que llamarle cuando se presenta algún contratiempo. 
Los restantes idiomas están cubiertos con intérpretes en las lenguas más comunes. 
Nada se deja al azar y la Policía Nacional sabe que no hay nada mejor que prevenir, por ese motivo han repartido folletos informativos por todos los establecimientos hoteleros de la ciudad así como en los principales lugares en los que se suelen concentrar o acudir turistas. 
El objetivo no es otro que informales sobre las medidas de prevención necesarias para tener unas vacaciones tranquilas y sin sobresaltos. 
En estos folletos también se indica qué hacer si eres víctima de los amigos de lo ajeno. Y todo ello escrito en los principales idiomas para que nadie pueda ser objeto de un delito y no sepa qué debe hacer ni a dónde puede acudir para pedir ayuda y ser atendido.