OPERACIÓN PATOS

Bravo medió sobre Metalships: "Está en situación desesperada"

La Policía sostiene en su informe que pidió ayuda para que el astillero pudiera conseguir un crédito

Manuel Rodríguez, presidente de Grupo Rodman Metalships.
Manuel Rodríguez, presidente de Grupo Rodman Metalships.
Bravo medió sobre Metalships: "Está en situación desesperada"

La delegada de la Xunta en Vigo, María José Bravo Bosch, utilizó su posición política para interceder ante el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, y ante otros cargos, en favor de terceros, tanto particulares como empresas, sostiene la Policía en un informe incluido en el sumario de la Operación Patos, al que ha tenido acceso Europa Press. En dicho informe se pone de manifiesto que, al margen de las conversaciones telefónicas de la delegada con Enrique Alonso Pais, imputado en esta causa y responsable de la empresa Eiriña, existen numerosos mensajes de teléfono (SMS) entre María José Bravo Bosch y responsables de alto nivel, como es el caso del presidente de la Xunta. En el informe de la UDEF se identifica al interlocutor como "presidente Feijóo".
En esos mensajes se trasladan "presuntas solicitudes o favores", que podrían tener "connotaciones delictivas", y que tienen la finalidad de ayudar a terceros en la consecución de un determinado cargo en la Administración pública o mediación para agilizar esperas sanitarias, entre otros.
Uno de estos casos es una comunicación de la delegada directamente a Feijóo, al que, a través de mensajes de teléfono, le pide que hable con Ángel Ron, presidente de Banco Popular, para tratar de hacer gestiones en favor del astillero Metalships. "Acabo de terminar una reunión en Metalships con Manolo y su equipo. Me pide que hables por favor con Ángel Ron, porque su situación con el banco es desesperada...", le escribe.
A continuación, la delegada relata que la entidad "debe" al astillero "20 millones del tax lease" pero que no se los abona y, mientras, le ha dado un préstamo a Metalships de 9 millones de euros con unos altos intereses. Este mensaje fue enviado, según la Policía, a Feijóo el 3 de julio de 2013 a las 9.49 horas; el 23 de septiembre de ese año, la delegada vuelve a escribir al presidente gallego para decirle: "Sé que hablaste con Manolo Rodríguez. Se le olvidó decirte que mañana tienen comisión delegada los del Banco Popular, y si puedes hacer la gestión le ayudaría mucho".
El volcado de datos del teléfono intervenido a la delegada durante el desarrollo de la Operación Patos también ha servido a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales de la Policía para constatar otras supuestas intervenciones de Bravo Bosch en favor de terceros, usando "las influencias y relaciones que le otorga su cargo para la consecución de sus fines y objetivos". En el informe de la UDEF también se reflejan otras conversaciones de la delegada con el presidente gallego. En una de ellas, en mayo de 2013, le hace saber que está en contacto con la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo, para tratar de solucionar "un problema" de una empresa. En otro mensaje, también solicita la mediación del presidente gallego en una renegociación de deuda del empresario vigués Serafín Ocaña.
Del mismo modo, Feijóo responde a un SMS de la delegada de mayo de 2013, cuando ésta le consulta si es conveniente acudir a una comida con Chema Figueroa, en la que estará el empresario Enrique Alonso, imputado en la Operación Patos y dueño de Eiriña y otras empresas. "Perdona que te moleste pero me ha extrañado que Chema Figueroa me haya citado para comer a través de otra persona (...) Quiere que comamos los tres la semana que viene. El tercero es uno del partido, Enrique Alonso. En principio voy ¿no?", escribe Bravo. Feijóo responde: "Claro que sí".