VIGO

El paso de abogados “estrella”

Letrados de las causas más mediáticas a nivel nacional hacen parada en los juzgados de Vigo

El paso de abogados “estrella”

nnn El reciente juicio en Vigo contra una red de narcotraficantes que introducía cocaína en contenedores por el puerto de Marín trajo a la ciudad a los abogados Francisco Miranda y Judith Gómez, que ejercían la defensa de los dos principales acusados. Estos dos letrados  forman parte de ese grupo conocido como “abogados estrella” por haber llevado casos especialmente mediáticos.
Abogados de la familia de un joven ovetense secuestrado y tiroteado en Colombia, Francisco Miranda  fue letrado de Correa y de Trashorras, el hombre que vendió la dinamita a los islamistas del 11-M y el desapacho en el que trabajan también se ocupa de la defensa de personajes como Maite Zaldívar.
Más recientemente, Judith Gómez consiguió que el joven que reconoció más de cuarenta delitos relacionados con menores, la mayoría de sexting, aceptara 15 años de prisión en la Audiencia de Pontevedra,  de los que acabará cumpliendo menos de cuatro.
La lista de letrados conocidos que están o han estado personados en causas en Vigo es mucho más amplia, la mayoría de ocasiones por temas relacionados con el tráfico de drogas.
La aprehensión de más de 2.000 kilos de cocaína en el barco “Ratonero” dejó la defensa de uno de los lancheros en manos de Carlos Orbañanos. Su rostro se convirtió en mediático por haber ejercido su labor profesional como abogado de “Nanysex”, el llamado “Cabeza de cerdo” o  Corleone romano así como al líder del clan Jodorovich.
Juan Ramón Montero, presidente del Consejo Arbitral para el Alquiler de la Comunidad de Madrid entre otros cargos y en cuya trayectoria aparecen casos como “Filesa” , “Zamora” o “Gürtell” fue parte demandante de los exdirectivos de Caixanova.
Marcos García Montes llegó a ser asiduo de los juzgados de Vigo al ser contratado en su día por Sinaí Giménez, quien tras su ingreso en prisión en la redada contra las extorsiones en mercadillos cambió hacia el también conocido José Luis Gutiérrez Aranguren, abogado de Rosario Porto.
García Montes, que llegó a estar investigado por un juzgado vigués llevó el crimen de Rocío Wannikoff o el de Fago; defendió a Rafael Escobedo por la muerte de los marqueses de Urquijo y también representó a Jesús Neira o Cayetano Martínez de Irujo.n