UNA INFRAESTRUCTURA IMPRESCINDIBLE

Seis pasarelas unen los carriles para evacuarlos

Los carriles adicionales solo sirven para acceder a O Morrazo, que podrá seguir usando las vías interiores del puente

Los carriles exteriores están conectados con pasarelas de acero y hormigón a los interiores.
Los carriles exteriores están conectados con pasarelas de acero y hormigón a los interiores.
Seis pasarelas unen los carriles para evacuarlos

Las dudas que surgen en torno al puente de Rande son muchas entre sus usuarios habituales.
Viajando desde Vigo hacia Pontevedra, tras la salida el conductor encontrará una señal que le indica que puede incorporarse hacia Vilaboa. Al entrar en ese carril circulará de forma automática por el carril derecho del puente. Terminará saliendo en la rotonda que regula el tráfico entre Domaio y Vilaboa. Podrá hacer el mismo recorrido por el interior del puente.
En caso de que el conductor proceda de alguno de los municipios de O Morrazo, una vez coja la salida de Vigo -a la izquierda de la de Pontevedra- podrá optar por entrar por el carril izquierdo -que irá por dentro del puente- o por el derecho. En el segundo caso circulará por el carril izquierdo.
En ambos lados del puente hay tres pasarelas de acero y hormigón que conectan las vías con el carril más próximo. En caso de accidente, la central de la AP-9 puede anular el tráfico en el carril contiguo y activar estas plataformas, que subiendo y girando los quitamiedos, permitirán evacuar el puente. Eso sí, a un ritmo lento.
El tercer carril se prolonga prácticamente hasta la estación de servicio de San Simón y la desviación a Teis.