VIGO

El otoño llega con temperatura estival

Los termómetros en Vigo volverán a situarse muy cerca de los 30 grados durante toda la semana. Mañana se espera alcanzar los 32 grados, un dato que en contadas ocasiones se alcanzó durante los meses de verano

Cientos de bañistas no quisieron perderse el día de playa de ayer en Samil, con cerca de 26 grados de temperatura durante buena parte de la tarde.
Cientos de bañistas no quisieron perderse el día de playa de ayer en Samil, con cerca de 26 grados de temperatura durante buena parte de la tarde.
El otoño llega con temperatura estival

Desde las 3.54 horas de esta madrugada oficialmente ya es otoño. Llega la estación en la que los árboles pierden sus hojas, anochece cada vez más temprano y las temperaturas comienzan a bajar de cara el invierno. Por ahora, esto último tendrá que esperar porque durante esta primera semana de otoño las  máximas en Vigo alcanzarán registros más propios de los meses de verano. 
Para mañana lunes se espera alcanzará los 32 grados en Vigo, según la previsión meteorológica realizada por Meteogalicia. A partir del martes, los termómetros parece que bajarán un poco, aunque se estabilizarán durante los siguientes días por encima de los 27 grados hasta el próximo domingo.
Mientras tanto, en el resto de Galicia, la ciudad de Ourense mantendrá el mercurio en 32 grados hasta el martes, descendiendo hasta los 27 de las siguientes jornadas. Pontevedra será otro punto caliente en la geografía gallega, registrando mañana 32 grados al igual que Vigo. En la otra cara de la moneda se encuentra A Coruña, que  apenas vivirá el calor estival con registros que rondarán los 25 grados de máxima durante los próximos cinco días.

El ‘‘Veroño" por San Miguel
El comienzo del otoño se conoce popularmente como "el veranillo de San Miguel", época en la que los termómetros en el hemisferio norte suben hasta niveles cercanos a los 30 grados, con una duración de alrededor de una semana y que sucede cerca del 29 de septiembre, día de San Miguel. Los meteorólogos explican que la entrada del otoño suele tener unos días en que las condiciones meteorológicas recuerdan al verano, aunque quepa destacar que en el caso de esta semana en Vigo, se habla de registros superiores a los alcanzados en julio o agosto, a pesar de la ola de calor a principios de este último mes.
En cuanto a las mínimas, aunque presenten un ligero y continuado ascenso situándose en los 20 grados previstos para la jornada del martes, a partir de la mitad de la semana, volverán a bajar de cara al próximo fin de semana.
Dentro de siete días será el momento en que las previsiones afirman que el mercurio de los termómetros descenderá a valores más frescos. Hasta ese día, al menos en Vigo, la chaqueta y el jersey están de más. n