VIGO

Omni crea una tele para conectar a los mayores que viven solos

Es un sistema pionero en España que ofrece servicios de comunicación, asistencia y ocio

El alcalde, Abel Caballero, ayer hablando por videoconferencia con José María Franco.
El alcalde, Abel Caballero, ayer hablando por videoconferencia con José María Franco.
Omni crea una tele para conectar a los mayores que viven solos

nnn Dos millones de personas mayores de 65 años viven solas en España. Muchos de ellos se sienten aislados y les resulta complicado comunicarse a través del teléfono móvil. La consecuencia más extrema son los casos en los que fallecen en casa y pasan varios días sin que nadie lo sepa. El Instituto de Medicina Legal de Galicia asegura que hay cada vez más casos. Para darle la vuelta a esta situación, la empresa de innovación tecnológica Omni Asistance, del grupo vigués Kiom, creó un sistema que convierte la televisión en un centro de comunicación, asistencia y ocio para los mayores. Es un aparato que sí les resulta familiar, que tiene un tamaño adecuado y que además en este caso reduce a cuatro los botones del mando a distancia. El alcalde, Abel Caballero, participó ayer en el Círculo de Empresarios en la presentación del sistema, con Rafael Silva, director general de Kiom, y el consejero de Omni, Enrique Montero. Abel Caballero comprobó el funcionamiento del dispositivo con una vídeoconferencia con el exprofesor de la Universidad de Vigo, José María Franco, desde su casa.
Con este sistema, que saldrá al mercado en enero (aunque ya se puede solicitar a través de la web), el usuario tendrá, además de los canales tradicionales de la tele, otros de contacto para que puedan comunicarse por videoconferencia con familiares y amigos de forma sencilla, alertas visuales y sonoras en pantalla para recordar la toma de medicación, citas médicas o recados, un pulsador de emergencia para contatar de forma automática con familiares, servicios de asistencia (están desarrollando un servicio de acompañamiento), un sistema de localización (mediante un reloj inteligente), entre otras funciones como avisadores luminosos de videollamadas para personas sordas o un canal para ver que puedan ver sus fotos. El sistema se probó dos años con usuarios reales y con personas que tenían discapacidades auditivas y visuales.
El servicio costará unos 14 euros al mes, sin contar el precio de los equipos que está actualmente en negociación y que no hará subir demasiado el recibo final. El sistema fue desarrollados por Scio para Omni Asdistance, ambas de, grupo Kiom, al que pertenecen Autronic, Coreima, Sivsa y Syntelix.n