VIGO

Ocho núcleos de población de Vigo, a punto de desaparecer

El municipio cuenta con 300 entidades singulares, sumando algunas de ellas más habitantes que la mayoría de los ayuntamientos de Lugo o de Ourense

Zona Franca en Matamá aparece como uno de las 300 entidades singulares: tiene cero habitantes censados.
Zona Franca en Matamá aparece como uno de las 300 entidades singulares: tiene cero habitantes censados.
Ocho núcleos de población de Vigo, a punto de desaparecer

Vigo se divide en barrios, parroquias y núcleos, una compleja trama que suma 300 entidades singulares de población  con un reparto muy desigual, con zonas como O Calvario o Coia, que suman más de 20.000 habitantes, y otras que se encuentra prácticamente desiertas. Según el último estudio realizado por el Instituto Galego de Estatística (IGE), en el municipio vigués hay ocho entidades que se encuentran a punto de desaparecer del mapa al sumar un máximo de 10 empadronados. 
De hecho, hay dos que ya han colocado el cero en su casillero y una más que sólo cuenta con un solitario vecino. Sin población adjudicada  se encuentran las entidades denominadas Zona Franca, en Matamá, y Radio Costera, en Saiáns: no hay ni una sola persona domiciliada en ambos núcleos, que en el primero de los casos ocupa un área básicamente industrial, y en el segundo un antiguo centro de comunicaciones con los barcos. Un único habitante tiene las Cíes tras el fallecimiento hace unos meses de “Chuco”, que era el único censado en la Isla Norte. En la Isla Sur queda una persona, muy reservada, ahora único isleño en la ciudad además de los propietarios de Toralla, que como entidad singular de Coruxo suman  140. 
Dos habitantes tienen la entidad de Pardaíña, en la parroquia de Alcabre, y tres Vesada, en Candeán. Otros tres núcleos de Saiáns se encuentran en las últimas, al borde de la extinción: O Pinal, con seis; Os Budiases, con ocho y Borreiros, que alcanza justo diez residentes, según las cifras del IGE.
En el lado contrario, la de mayor número de habitantes es Pardavila, en Lavadores, con casi 5.000 vecinos, más que la mayoría de ayuntamientos de Lugo o de Ourense. Como la parroquia de mayor potencia demográfica aparece también Lavadores, con un total de 17.468. Hasta hace 80 años suponía el núcleo central de otro ayuntamiento, fusionado a Vigo en 1936, que incorporó a Teis, Cabral y barrios, como O Calvario. Detrás se sitúa Castrelos, con casi 8.000, en tanto que las parroquias menos pobladas continúan siendo Zamáns, con 819, y Saiáns, con 1.177. La parroquia con más entidades singulares en Vigo es la de Coruxo, que alcanza las 40, y detrás Oia, con 36. 

Vivir en Samil, la universidad, peinador...

Más curiosa es la existencia de residentes en la Universidad, en Peinador, en Samil o en Pereiró. El ámbito del campus, denominado Marcosende, en Zamáns, anota nada menos que 300 habitantes, que suponen un tercio de todos los empadronados en la parroquia más rural de la ciudad. En cuanto a Cabo Estai, que es al mismo tiempo un saliente natural, una playa rocosa y un faro, anota 134, en una de las zonas más salvajes de todo el municipio, con acantilados y naturaleza viva. En esta zona se iba a desarrollar una urbanización que entroncaba con Nigrán y Canido (que tiene 221 vecinos y forma parte de Oia), pero que con la caída del Plan General se frustró justo cuando se encontraba cerca de su aprobación inicial. La vecina Carretera Cortada, que no es una carretera ni está cortada, tendría una población estabilizada en 218 residentes. La entidad singular de Peinador alcanza los 64 habitantes, concentrados en las casas situadas en torno al aeropuerto. También es curioso vivir en la playa: hay 173 vigueses que tienen ese privilegio, al estar censados en el ámbito Samil. Apenas el 0,05% del total. En cambio, vivir al lado del cementerio parece más atractivo: Pereiró, que forma parte de Castrelos, tiene casi 4.000 residentes.