VIGO

No hay frío, si hay ganas de un baño

No hay frío, si hay ganas de un baño
No hay frío, si hay ganas de un baño
No hay frío, si hay ganas de un baño

Para unos pocos valientes, la mejor manera de celebrar el festivo de la Constitución fue darse un baño en Samil. Ni el frío, ni estar a comienzos de diciembre les frenó en su chapuzón, despertando el interés de los presentes, que aprovecharon el puente para pasear por el arenal.n