VIGO CERCADA POR EL FUEGO

Cuatro muertos por la ola de incendios, que desató el caos en Vigo y su comarca

Los terroristas pirómanos provocaron seis incendios intencionados de grandes proporciones que  alcanzaron parroquias y barrios de la ciudad y desbordaron a los servicios de extinción: dos personas murieron calcinadas en una furgoneta en Chandebrito, otro hombre falleció cuando apagaba un fuego en Vigo y un septuagenario en la provincia de Ourense, en el municipio de Carballeda de Avia, cientos de vecinos desalojados, miles de conductores atrapados al cortar  la A-52, la VG20 y la AG57, cerrados varios colegios y la Universidad

El coche donde fallecieron dos mujeres, víctimas del fuego, en la zona de Chandebrito en Nigrán | Maderas Vidal en As Neves totalmente calcinado // Alberte
El coche donde fallecieron dos mujeres, víctimas del fuego, en la zona de Chandebrito en Nigrán | Maderas Vidal en As Neves totalmente calcinado // Alberte
Cuatro muertos por la ola de incendios, que desató el caos en Vigo y su comarca

 El fuego convirtió ayer a Vigo y su área en un auténtico infierno, con cinco grandes incendios forestales que se cobraron dos vidas en Nigrán, afectaron a una decena de municipios, se extendieron a ocho parroquias viguesas,  y cortaron las principales vías de acceso a la ciudad. 
La consecuencia más grave se registraba en la carretera que une Camos con Chandebrito, donde la Guardia Civil encontraba una furgoneta calcinada con dos cadáveres en su interior, que al cierre de esta edición todavía no habían sido identificados.
La alarma había surgido en la ciudad a primera hora de la tarde, después de que el incendio originado en Vincios, Gondomar, se extendiera sin control hacia Valadares, al mismo tiempo que los efectivos trabajaban en Pazos de Borbén, As Neves, Salvaterra y Baiona. Sobre las 16,00 horas, la Policía Nacional activó un protocolo de actuación para garantizar la seguridad de los vecinos en la zona de Sobreira-Valadares, la primera afectada por el fuego. Uno de los indicativos tuvo que rescatar a una nonagenaria de su vivienda afectada por la inhalación del humo.
Fuentes municipiales informaron de que todos los efectivos disponibles tanto del parque Central de Teis como el de Balaídos trabajaron durante todo el día en los distintos focos. Las principales actuaciones se centraron, en  la subida por Clara Campoamor en Valadares, en Fragoselo (Coruxo), además de Candeán y Matamá, que junto con Zamáns, San Andrés de Comesaña y  Castrelos se vieron afectadas por  el  incendio, si bien  por la noche las llamas llegaron a Navia, la avenida de Europa y hasta Gran Vía. Hasta dichos lugares se desplazaron el alcalde de Vigo, Abel Caballero, el concejal de Seguridad, Carlos López Font y los responsables de la Policía Local y Bomberos, quienes supervisaron durante toda la jornada las labores de extinción de incendios.
 Decenas de personas tuvieron que ser desalojadas desde Beade hasta A Garrida por la cercanía de las llamas que alcanzaron al parque tecnológico de Valadares, sin afectar a ninguna nave, y a Zamáns, así como al Cuvi, donde la carretera de acceso fue cortada y el tráfico desviado. La Universidad decidió también por precaución desalojar la residencia en Lagoas-Marcosende que cuenta con 218 plazas, informaron fuentes del centro.
El intenso humo obligó a desalojar el Centro Comercial de Travesía mientras que PSA-Citroën suspendió el turno por precaución , con lo que unos 1.000 trabajadores regresaron a sus casas. En el Hospital Álvaro Cunqueiro, las dificultades para llegar impidieron el cambio de turno de personal por la noche. 
Las altas temperaturas, que ayer alcanzaron los 31 grados de máxima, y la llegada del huracán Ophelia con fuertes vientos  facilitó el avance del fuego, que a última hora afectó a Coruxo, donde varias viviendas se incendiaron, algunas quedaron arrasadas por completo y los vecinos abandonaron sus casas.  El campo de fútbol de Fragoselo fue habilitada y unas 400 personas pasaron allí la noche. Asimismo, la protectora de Vigo desalojó a los animales como prevención.
El Concello puso a disposición de los vecinos tres hoteles (Bahía, Axis y Ciudad de Vigo) y un pabellón para pasar la noche. Abel Caballero hizo un llamamiento a la calma ya que dijo que la situación está “controlada” si bien admitió que aún existe algún fuego, al cierre de esta edición, aseguró que la situación mejoró respecto a primera hora de la tarde. 
Aconsejó a la población que cerrara las ventanas por el humo y a los residentes en el rural que si ven un fuego cerca que abandonan su casa y alertó de los bulos que circulan por las redes  . 
Además del acceso por carretera al CUVI, Tráfico tuvo que cerrar la VG-20 en su entrada a Vincios,  la PO-250 entre Redondela y Pazos, la AG-57 en Gondomar,  y la A-52, en A Cañiza y Ourense. El tráfico ferroviario también se vio afectado. La circulación quedó interrumpida entre Salvaterra-As Neves y causó retrasos debido a los daños en la vía. El tren hotel  a  Barcelona no salió al cortarse la circulación, mientras que el Alvia de Pontevedra a Madrid fue desviado. El Intercity de Ourense a Vigo se suprimió en Ourense.n