ACCIDENTE EN EL CENTRO DE VIGO

La muerte de un motorista destapa un peligroso cruce

Un vigués choca con su moto contra un coche que hacía un giro con el disco en ámbar. Vecinos piden variar los semáforos

Un vigués de 42 años perdió la vida al colisionar con su moto contra un vehículo que trataba de girar hacia Menéndez Pelayo desde Pi y Margall.
Un vigués de 42 años perdió la vida al colisionar con su moto contra un vehículo que trataba de girar hacia Menéndez Pelayo desde Pi y Margall.
La muerte de un motorista destapa un peligroso cruce

Un vigués de 42 años, Jaime P. , falleció en la mañana de ayer a consecuencia de un accidente sufrido cuando circulaba con su moto por la calle Pi y Margall. Según fuentes policiales, el suceso se produjo sobre las 8,30 de la mañana en el cruce con la calle Chile cuando la motocicleta, que circulaba hacia el Paseo de Alfonso, colisionó con un Fiat 500 que viajaba hacia López Mora y se disponía a girar hacia Menéndez Pelayo.


A consecuencia del brutal impacto, el conductor de la moto salió despedido y falleció prácticamente en el acto, a pesar de los intentos de reanimación por parte de los sanitarios que se desplazaron al lugar tras el aviso dado por la propia conductora del vehículo. Así lo aseguraron ayer testigos del suceso quienes afirmaron que la mujer entró en una cafetería para pedir ayuda.
El trágico suceso destapó lo que para los vecinos lleva siendo un  cruce especialmente peligroso por  los semáforos. “Cuando el de girar está en ámbar, el de frente está en verde y hay constantes accidentes con las motos que circulan por el carril del autobús”, explicaba un vecino que incluso le llegó a relatar a uno de los agentes lo que ocurría día sí y día también en la zona e insistía en un cambio de regulación. En el propio lugar del suceso, varias personas aseguraban haber sido testigos de colisiones constantes, “algún día tenía que pasar una desgracia”.

El vehículo implicado es retirado por la grúa.
El jefe de la Policía Local junto con varias dotaciones de atestados se desplazaron hasta la zona para realizar el informe e iniciar una investigación sobre las causas del suceso. Los propios agentes aseguraron a este diario que tendrán que recabar todos los testimonios así como los datos sobre el terreno para poder determinar qué ocurrió y si la motocicleta viajaba a una velocidad adecuada.

El cruce entre Pi y Margall y calle Chile, donde ocurrió el accidente, ayer.
El suceso causó gran conmoción en la zona ya que se produjo a escasos metros de un colegio y en horario escolar. También provocó la indignación entre los vecinos, “al margen de lo que ocurriera en este caso,  los semáforos están mal y es un lugar muy peligroso”, comentaba un joven.
El fallecido estaba casado, tenía dos hijos pequeños y era aficionado al fútbol sala.