VIGO

Movilización tras otra agresión en Torrecedeira

Vecinos de Torrecedeira avalaron ayer en una concurrida asamblea en el parque Cela iniciar movilizaciones en la calle para defender que se cumplan los "cuatro puntos" que presentaron ante el Concello en cuestión de seguridad en la calle y el entorno.

Vecinos de Torrecedeira, ayer en la asamblea mantenida en el parque Cela.
Vecinos de Torrecedeira, ayer en la asamblea mantenida en el parque Cela.
Movilización tras otra agresión en Torrecedeira

Todo ello tras haberse registrado otra agresión a un hostelero en el interior de su establecimiento, en la esquina con Severo Ochoa. Al parecer, el propietario se negó a servir alcohol a un grupo, lo que derivó en varios golpes que le llevaron a ser atendido en los servicios sanitarios de heridas de distinta importancia. 
Vecinos y hosteleros mantienen que se trata de una circunstancia que se repite pese a la presencia de agentes de la Policía Local y la Nacional, reforzada desde el pasado fin de semana. El consistorio vigués cree que se han dado pasos para garantizar la tranquilidad en Torrecedeira tras una ola de asaltos y robos al "blindarse" el entorno con las fueras de seguridad, e iniciar obras para mejorar el barrio.
Sin embargo, la asociación vecinal Casco Vello, que encabeza las protestas, mantiene que las acciones puestas en marcha sólo tienen vigencia durante un corto plazo de tiempo, mientras se mantengan en la zona los policías. En este sentido, apuestan por que se implementen desde el ayuntamiento las cuatro medidas pedidas: más control de seguridad, ampliar el albergue en su capacidad y días de estancia, poner fin a la actual concesionaria, Cruz Roja, por no cumplir sus compromisos, y limpiar Barrio do Cura y encontrar una solución para las naves industriales y de congelado entre Marqués de Valterra y Jacinto Benavente, que se encuentran sin uso y prácticamente abandonadas, lo que ha llevado a su ocupación por "sin techo". 

El Concello señala que hay obras por 6,4 millones 

En la asamblea vecinal celebrada ayer, acuerdo en los cuatro puntos planteados "y en que no nos vale el maquillaje de estos días, diciendo desde el Concello que se gasta 6 millones en la zona,  ¿Y el albergue, las naves abandonadas y  Barrio do Cura?", explicaba Fiz Axeitos.  El martes 19, habrá la primera manifestación, desde el parque de Cela, a las 20 horas.
Desde el gobierno vigués se considera la presencia policial y las obras en marcha tendrían que resultar suficiente y esta semana destacó obras como la remodelación del parque Camilo José Cela, que incluye un ascensor, con un presupuesto que asciende a 2,7 millones y la segunda fase de Marqués de Valterra por un millón de euros, con otro ascensor. También se han cambiado los accesos al colegio Ramón y Cajal y en este entorno se licitará en breve el último tramo de la calle Pazos por 200.000 euros. El concejal Regades destacó que están en marcha inversiones por 6,4 millones y lo calificó como “la mayor reforma de la historia que recibe el entorno de Torrecedeira y Pi y Margall”. También explicó que se ha mejorado la iluminación y ahora cuenta con cuatro cuidadores de barrio, además del despliegue de agentes de la Policía Local, que combinan con la Policía Nacional, al menos durante estos días. Los vecinos señalan que cuando se marchen los policías, volverá la inseguridad "que es la clave", al lado de  que el albergue no da de sí "y hay que hacer otro mayor".