VIGO

Mouriño lanza un duro ataque contra Elena Muñoz, quien lo ve "absolutamente injustificado"

La portavoz del PP, Elena Muñoz
La portavoz del PP, Elena Muñoz
Mouriño lanza un duro ataque contra Elena Muñoz, quien lo ve "absolutamente injustificado"

El presidente y máximo accionista del Celta, Carlos Mouriño, cargó hoy contra a la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Vigo, Elena Muñoz,   después de que ésta desvelara que el convenio entre ambas partes para la cesión del uso del estadio municipal de Balaídos podría romperse en caso de venta a un grupo inversor extranjero. La edil popular señaló tras las acusaciones de Mouriño que son un "ataque absolutamente injustificado", ya que tanto ella como el PP se han dedicado a defender los intereses de Vigo,

"Faltaría más que al Celta no le dejaran jugar en su estadio. Qué gran favor le debemos a la ciudad por dejarnos jugar en Balaídos", manifestó, enojado, el dirigente celeste durante una reunión con periodistas, en la que cargó contra Muñoz, exconselleira de Hacienda de la Xunta.

"Empezaré diciéndole a la señora Muñoz que los que dirigían este club cuando lo dejaron en la bancarrota, cuando lo saquearon y vaciaron sus cajas, era vigueses y con capital gallego. Entonces no la oí pronunciarse. Cuando se nos dijo que había dos millones de euros en la caja y la abrimos y nos encontramos con un vale, tampoco la escuché protestar ni culpar a nadie", lamentó.

"Pero es más -continuó Mouriño-, cuando demostramos que se habían aprovechado del club haciendo publicidad permanente y constante de los productos de los propietarios sin haber una factura que compensara esa publicidad o esos gastos, tampoco la escuché decir absolutamente nada. Precisamente a lo mejor porque era de los suyos, la señor Muñoz se quedó callada. Totalmente callada".

No obstante, el presidente celeste aseguró que lo que "más gracia" le hace y lo que le permite "hasta reírme de una cosa tan seria" es que la portavoz popular hable "de sentimientos vigueses" ahora y no lo hiciese cuando se produjo la fusión de Caixanova con Caixa Galicia y su posterior venta al grupo Banesco o cuando se vendió parte del astillero Barreras a Pemex.

"Caixanova era un sentimiento muy vigués y cuando se habla de la fusión hay una manifestación inmensa a la que no asiste. Y entonces no habla de sentimientos vigueses, se queda callada. Qué curioso. Y después de esa fusión se vende a capital extranjero. Qué pecado, vender algo que era sentimiento vigués a capital extranjero", aseveró Mouriño.

"¿Vamos a tener que diferenciar por continentes cuál es el capital bueno y cuál es el malo? Le pediría a la señora Muñoz que me lo explicara con muchísima claridad. Pero sigo. Hay un referente industrial que es muy importante para los vigueses: Barreras. Y ahí, cuando se vende, la señora Muñoz dice que es para preservar los puestos de trabajo y la continuidad de un proyecto. Qué bueno", continuó.

Mouriño agradeció al presidente en funciones de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, su "discreción" durante estos momentos "de convulsión" mediática, un agradecimiento que también compartió con el alcalde de Vigo, Abel Caballero, "por su prudencia y haber sido tan comedido en este cruce de informaciones o desinformaciones".

El presidente del Celta desveló que en los últimos días ha recibido numerosas llamadas de militantes y dirigentes del PP que se desmarcaron "rotundamente" de la postura de Muñoz y le mostraron "todo su apoyo".

Finalmente, agradeció a sus consejeros su lealtad durante este tiempo pero, ante "el clima de descomposición" que se vive por la posible venta del club, dijo que "desde ya les libero de la responsabilidad de seguir conmigo si alguno no está de acuerdo con mi manera de llevar esto", concluyó