VIGO

Miguel Fernández Cid se perfila como nuevo director del Marco

Marea cuestiona el vínculo de la Academia de Belas Artes, de la que es tesorero, con el concurso

Miguel Fernández Cid, junto a Ramón Villares, levanta el premio da Cultura Galega que le fue otorgado en 2016 por su contribución a las artes plásticas.
Miguel Fernández Cid, junto a Ramón Villares, levanta el premio da Cultura Galega que le fue otorgado en 2016 por su contribución a las artes plásticas.
Miguel Fernández Cid se perfila como nuevo director del Marco

Miguel Fernández Cid, tesorero de la Academia de Belas Artes y actual director de la Fundación Torrente Ballester, se perfila como el nuevo director del Museo de Arte Contemporánea de Vigo. Con el concurso aún abierto, a falta de la entrevista final con los candidatos el 31 de este mes, es el que se presenta favorito. Marea hizo oficial ayer un rumor que corre desde hace semanas en los círculos culturales de Galicia. En rueda de prensa, Rubén Pérez, anunció que su grupo llevará ante el pleno una pregunta sobre la implicación de la Academia de Belas Artes con la elaboración de los criterios de selección: “Resulta curioso que la convocatoria del concurso para director se abriera de forma sorpresiva dos días después de una reunión del alcalde con el presidente y con el tesorero de la Academia; que Fernández Cid será el nuevo director es ‘vox populi’ en el ámbito artístico, pero al margen de los méritos de tenga, si la Academia participó en la redacción de las bases, consideramos que hay una incompatibilidad ética”, apuntó.

Así, el portavoz de Marea pidió una explicación por la retirada “a última hora” de criterios como el conocimiento de inglés y gallego. “Ya dijimos que la dimensión subjetiva tiene demasiado peso, ya que el proyecto y la entrevista suman más puntos que los años de experiencia”.
Manuel Quintana Martelo, el presidente de la Academia de Belas Artes, negó a Atlántico cualquier colaboración en la redacción de las bases del concurso. Apuntó, que si bien hay un proyecto de convenio de colaboración con el Concello aún sin firmar, “de haber estado en vigor, no sería incompatible, porque somos un organismo de asesoramiento y consulta, nunca decisorio”. Quintana Martelo asegura que desde la Academia “siempre apoyamos la aplicación de las buenas prácticas en la elección de los cargos directivos”, pero insiste en que el concurso para dirigir el Marco es competencia exclusiva del Concello.
Ante la posible incompatibilidad de la candidatura de Miguel Fernández Cid, Quintana Martelo afirmó que “ser tesorero de la Academia no excluye para participar en un concurso con jurado y públicamente convocado”.
Preguntado por este medio, el gobierno local no emitió por el momento ninguna reacción ante la moción de Marea. El grupo de Rubén Pérez tildó el proceso de selección de “improvisación”. Además exigió a las administraciones, “fundamentalmente la Xunta y el Ministerio de Cultura” una mayor dotación económica al Marco, que cuenta con 800.000 euros, de los que 600.000 los aporta el Concello.n