OFERTA CULTURAL EN LA CIUDAD

El Marco lidera los museos con 243 visitas al día

El Verbum se sitúa en la otra cara de la moneda, registra las menores entradas en 2016 y es además el que más público pierde

El Verbum acoge desde junio “Emporium”, una de las exposiciones más ambiciosas organizadas en Vigo, sin embargo bajó el número de visitantes.
El Verbum acoge desde junio “Emporium”, una de las exposiciones más ambiciosas organizadas en Vigo, sin embargo bajó el número de visitantes.
El Marco lidera los museos con 243 visitas al día

La suerte de los museos vigueses en 2016 discurrió de manera desigual según los centros, siendo el Marco el más visitado, con 88.953 entradas (casi 6.000 más que en el ejercicio anterior) y el Verbum, el que menos con 5.577, experimentando además la mayor pérdida de público, con un descenso de 11.200 puntos; un fenómeno que se explica por la reducción de visitas escolares. Comparando por medias, el Museo de Arte Contemporáneo mantuvo una constante de 7.412 registros al mes y unos 243 al día, casi los mismo que alcanzó el Verbum a nivel mensual, 464.


Con respecto a los contenidos ofrecidos a lo largo del año por ambos museos, el Marco realizó doce inauguraciones, de las que destacan las propuestas de Grace Schwindt, Maider López, Caballo & Carceller o la retrospectiva del arte gallego “Mulleres no silencio. De Maruja Mallo a Ángela de la Cruz”. Mientras el Verbum iniciaba enero con “A esponxa de Menger”, pero no fue hasta finales de junio en que se presentó “Emporium”, la exposición más costosa y ambiciosa llevada a cabo en los últimos años desde el departamento de Cultura. Sin embargo, en los primeros cinco meses, ya a finales de noviembre, tan solo había alcanzado los 2.525 visitas.


A nivel global, en Vigo se superaron las cifras del año anterior, acercándose a los 217.000 visitantes. Así, la red museística municipal, con el Marco, Castrelos y la Casa das Artes como principales emblemas, registró 166.554, más de 300 en relación a 2015. Incremento al que hay que sumar el experimentado por el Museo do Mar, que se situó cerca de las 48.000 entradas, 10.000 más que en 2015. El centro de Alcabre ofreció además de sus fondos permanentes (el gabinete cienfífico, la arqueología subacuática o la colección de juguetes) cinco exposiciones temporales, presentaciones de libros, proyecciones de cortometrajes y el debate de proyectos como el Estrímnides. Por otra parte, colección privada más reclamada en Vigo, la de Afundación, hace una aportación de 3.031 visitantes que pasaron por sus salas los dos últimos meses del año atraídos por la oferta pictórica de “Percorrendo a nosa arte”, que se abrió el 28 de octubre con cuadros de los autores gallegos más representativos.


Con respecto a los centros dependientes exclusivamente de la Concejalía de Cultura, el preferido por los visitantes es el de Castrelos, que entre su sede principal, Quiñones de León, y la Pinacoteca, en el Casco Vello, supera las 30.000 entradas (25.666 y 4.732 respectivamente). Con respecto a su programación, los esfuerzos de los fondos municipales se centraron en el montaje de “Emporium”, que montada en Samil, fue organizada desde Castrelos que aportó el 90% de sus 200 piezas arqueológicas. Así, en el pazo se prorrogó durante todo el ejercicio la exposición “Estrano Cotián”, al tiempo que de los fondos pictóricos solo se propusieron dos selecciones en la Francisco del Riego (“Imaxes da muller na arte” y “Esencias de una colección”). Finalmente, también computan las salas expositivas municipales. Así, en la Casa Galega da Cultura, que con cinco montajes (destaca “Retallos da historia” coincidiendo con la fiesta de la Reconquista) recibió 15.246 visitas, aumentado 2.000 con respecto a 2015. En la Casa das Artes, con otras cinco propuestas (entre ellas “Teatro Keizán” sobre la trayectoria de Maximino Fernández Queizán) se perdieron 3,400 espectadores, alcanzando los 18.347. En este caso, también cuenta la oferta de la Fundación Laxeiro, que en 2016, a los fondos propios, sumó instalaciones de Juan Delgado, Rosa Úbeda y Silverio Rivas, además de una muestra especial de Laxeiro sobre papel. Completa la oferta museística el Liste, que con una colección etnográfica propia, recibió 8.033 entradas, 200 menos que el año anterior.

Toralla se impone al yacimiento de O Castro

Con respecto a los yacimientos musealizados, la balanza se inclina hacia Mirambel, la villa romana de Toralla, que registró 7.282 visitantes de los 10.295 que se pasaron por las dos principales excavaciones de la ciudad. La otra, el poblado castrexo en la ladera de O Castro, tan solo acogió a unos 3.013. 


Ambas, dependientes del departamento de Patrimonio Histórico del Concello, disfrutan de diferentes políticas de divulgación. Mientras Mirambel se beneficia de una programación específica en verano, que acompaña el mayor movimiento en su enclave, junto a la playa, O Castro carece de propuestas que atraigan a los visitantes a su excavación, recuperada en 2010. La mayor afluencia de visitantes en la villa romana coincide con los meses de verano, julio con 1.635 y agosto, con 2.582, durante los cuales y desde hace dos años, el Concello organiza visitas teatralizadas al yacimiento y al centro de interpretación, inaugurado en  2014. En cuanto a O Castro, también es agosto el mes con mayor afluencia de público, 639, seguido de marzo, con 407. Se corresponden con los periodos en que proponen recorrido la asociación oficial de guías turísticas. 
En referencia al año anterior, ambos yacimientos perdieron visitantes: 800 la villa romana de Mirambel y cerca del centenar en O Castro.

Lourdes Silva, Natalia Coelho, Gina Gueidâo y María Dos Dores Fernández. de Viseu
“Nos interesa la influencia inglesa y francesa en Vigo”

 

Pedro Ocampo con su alumna María Pérez.

 Desde la localidad portuguesa de Viseu llegó una excursión escolar con 59 alumnos de segundo de la ESO y de bachillerato con cuatro profesoras al frente: Lourdes Silva, Natalia Coelho, Gina Gueidâo y María dos Dores Fernández. “Reservamos la visita en este museo porque queríamos conocer la historia de la ciudad y sobre todo, nos interesa la influencia inglesa y francesa en Vigo”, apuntó Gueidâo, quien reconoció que ya trabajaron en el aula, aspectos relacionados con Quiñones de León: “Buscamos información en internet, aunque no encontramos demasiados datos”. Eligieron el museo de Castrelos porque les resultó más atractivo y el que les podía aportar una visión local más completa.

Yolanda López y Paulina Rodríguez. Visitantes de Vigo
“Venimos por la exposición temporal y nos ha sorprendido”

Yolanda López y Paulina Rodríguez necesitan otra visita para seguir viendo el Museo do Mar.

 La muestra pictórica de Paula Mariño llevó por primera vez a Yolanda López y Paulina Rodríguez al Museo do Mar y se encontraron con algo que no esperaban. “Venimos por la exposición temporal, porque conozco a la artista y nos ha sorprendido el centro, por la cantidad de piezas interesantes como los zuecos o el apartado dedicado a la pesca en Terranova”. Madre e hija aseguran que harán otra visita al edificio de Alcabre para hacer un recorrido con más calma. “Creo que se necesitan un par de horas, porque en esta ocasión nos quedaron sin ver varias salas”. Así, dejan para otra ocasión la colección de arqueología submarina y el acuario.

Plia carride, profesora de Vigo
“Vengo varias veces menos delo que quisiera”

Pilar Caride es asidua del Marco.

Pilar Caride se considera una asiduo de todo tipo de museos, aunque presenta especial atención al de Arte Contemporáneo (Marco). “Vengo varias veces al año, aunque siempre menos de lo que quisiera”. El motivo de su última visita fue completar una exposición: “Vine hace unos días con mi marido, pero la muestra de ‘Alén dos xéneros’ es tan amplia que necesité un día más para leer unos documentos que me interesaban”. Considera que conocer los centros expositivos es algo fundamental en el proceso educativo y lo recomienda no solo para aumentar la cultura. “Para los escolares tendría que ser obligatorio”. Su gusto por el arte y las expresiones plásticas no está ligada a intereses laborales, sino relacionado con las aficiones y la ocupación de su tiempo de ocio.

Pedro Ocampo y María Pérez, del IES Mos
“Enseño la cultura tradicional a mis alumnos”

Pedro Ocampo con su alumna María Pérez.

Pedro Ocampo, profesor del departamento de Filosofía del Instituto de Educación Secundaria de Mos, visitó con sus alumnos el Museo Etnográfico Liste: “Me interesa sobre todo enseñar la cultura tradicional para ponerla en relación con lo que estamos dando en clase, algo que me facilitan al ofrecer recorridos guiados”, afirmó durante la salida que se completó con una visita a las embarcaciones artesanales del pantalán de Bouzas. María Pérez, una de sus alumnas de primero de Bachillerato, quedó impresionada con las piezas de la colección Liste: “Me gustó todo lo relacionado con la antropología y los instrumentos populares porque estudio música en la Etrad; además siempre me interesó conocer como vivían nuestros antepasados; lo cierto es que resulta una oferta muy atractiva”.