DESTACAN EL ENCANTO DE LAS VISTAS QUE SE DIVISAN Y LA CALIDAD DE SUS SERVICIOS

Ladeira, un horizonte único en el estuario del río Miñor


La playa de Ladeira en Baiona está situada en en el estuario del río Miñor, un emplazamiento privilegiado con un hermoso paisaje gracias a las vistas de Monte Lourido a la derecha, el puerto de Baiona a la izquierda y las islas Cíes enfrente. Con 1.300 metros de longitud y una media de 15 metros de ancho, es la playa más larga de Baiona y la que más servicios ofrece. La atención en esta playa es constante. Casetas de socorrismo, aseos, alquiler de tumbonas, de patines, tres chiringuitos que se encargan de refrescar a los bañistas y uno de los campings con más visitantes durante el verano en las Rías Baixas.
Ladeira, un horizonte único en el estuario del río Miñor
La arena de Ladeira es fina y blanca, sus aguas bastante tranquilas pero poco transparentes ya que las algas tienen una presencia constante sobretodo en la orilla, si la marea está alta hay que avanzar unos cuantos metros de algas para adentrarse en el mar. La actividad deportiva es constante en esta playa y sus alrededores durante todo el año. Gracias a su escuela náutica se puede navegar en catamarán y practicar el windsurf o jugar al volley-playa en una red habilitada para ello. Toda la zona está secundada por un carril-bici desde Baiona hasta A Ramallosa y los fines de semana se pueden observar en el aire prácticas de parapente que se realizan desde la explanada que hay detrás de la playa. La zona es ideal para pasear, a las horas del atardecer es muy común observar el paseo de la playa repleto de caminantes que estiran las piernas disfrutando del horizonte espectacular que dislunbra cuando el sol se pone. Ladeira no es una playa cualquiera, su tranquilidad, su naturaleza y el encanto de su paisaje conforman un todo muy atractivo