VIGO

La delincuencia tardía

En los últimos seis años, el número de delitos cometidos por personas mayores de 65 años se ha duplicado. Entre los hombres, la principal infracción penal se produce al volante frente a la mujer, al que se le atribuyen más hurtos

Un conductor de 87 años fue detenido por el atropello de ciclistas en A Guarda en 2016
Un conductor de 87 años fue detenido por el atropello de ciclistas en A Guarda en 2016
La delincuencia tardía

Nunca es tarde si la dicha es buena... o mala. Las estadísticas de criminalidad del Ministerio de Interior reflejan que en los últimos diez años en Vigo y el resto de la provincia, la delincuencia entre mayores de 65 años se ha duplicado, pasando de los 80 delitos a los 181 en 2016, el último balance del que se tienen registros. Pese a este incremento,  la tercera edad no destaca entre los grupos más activos, y que estarían encabezados por las personas de entre 41 y 61 años, rozando los 2.000 delitos anuales.
La mayor incidencia a la hora de cometer infracciones penales a una edad tardía se produce entre los hombres, con un claro delito sobre el resto, el que se refiere a la Ley de Seguridad Vial.  Desde 2010,  los delitos de tráficos entre mayores se han disparado, con clara influencia en las modificaciones penales al respecto, pasando de menos de una decena en 2010 a los 41 de 2016.
Junto a las infracciones penales al volante, muchas de ellas a consecuencia de distracciones o falta de reflejos como se ha constatado en los casos más graves ocurridos en los últimos años, se sitúan las lesiones y el maltrato familiar.
La estadística distingue entre hombres y mujeres a la hora de delinquir. Ellas apenas registran delitos de tráfico, mientras que el mayor pico son contra el patrimonio, principalmente los hurtos,  y en menor medida las lesiones, manteniendo una tendencia prácticamente inalterable en el tiempo.
Sin embargo, también se ha registrado un incremento de detenciones en mujeres en este periodo, pasando de solo dos en 2010 a las  17 en Vigo y el resto de la provincia, siendo un grupo muy reducido entre los arrestados e investigados  de ese año y que llegaron a los 181 en total. 
El hurto no es sólo atribuible a la mujer entre los delincuentes de la tercera edad, el número de hombres arrestados por este delito también es mayor, registrándose incluso varios detenidos por robos más importantes, cuatro por robos con fuerza y otros tres realizados en viviendas, así como una sustracción de vehículos.
En cuanto a los crímenes más graves, en diez años fueron siete los detenidos e investigados que superaban los 65 años de edad, todos ellos hombres y tres en Vigo y su área. Los delitos contra las personas han tenido detenidos todos los años menos en 2016, cuando no se produjo ninguno.
Por contra, el terreno económico no es uno de los habituales para delinquir en esa etapa de la vida, con escasas detenciones en los últimos años.