VIGO

Cinco intoxicados al quemarse el autobús eléctrico inactivo

La unidad llevaba años sin funcionar como transporte al acumular averías y estaba en el parque municipal de Lavadores. Había sido adquirida por medio millón de euros

El parque municipal de vías y obras de Santa Cristina de Lavadores, que resultó afectado por el incendio.
El parque municipal de vías y obras de Santa Cristina de Lavadores, que resultó afectado por el incendio.
Cinco intoxicados al quemarse el autobús eléctrico inactivo

nnn Al menos cinco personas resultaron intoxicadas por inhalación de humo como consecuencia de un incendio declarado a la 13 horas en una de las naves del parque central municipal de Santa Cristina de Lavadores y visible en buena parte de la ciudad, por su humo negro. Resultaron afectados el bombero que estaba en el lugar y cuatro trabajadores municipales, trasladados al Hospital Povisa para una revisión. Por  momentos se temió una tragedia al quedarse atrapados en el interior.
Al parecer, todo se inició en el lugar donde se almacenan, vehículos y maquinaria del Concello, y en concreto el autobús eléctrico adquirido en 2011 por medio millón de euros para utilizarse como transporte por el Casco Vello y que en la práctica apenas funcionó. Llevaba varios años retirado y estacionado en las instalaciones municipales. Contaba capacidad para 20 personas. Se puso en marcha en 2011, en las postrimerías del gobierno bipartito PSOE-BNG, como iniciativa del entonces vicealcalde Santi Domínguez. Pero se acabó averiando una y otra vez: al parecer no estaba preparado para soportar las grandes cuestas de Vigo, especialmente importantes en el barrio histórico.  Finalmente, ya con el PSOE en solitario en el gobierno local, y tras varios meses de uso, fue retirado y destinado al transporte de funcionarios y empleados de planes de empleo. Y últimamente al garaje.
Según indicaron fuentes municipales, "todo apunta a que la causa del incendio", declarado sobre la una, sería precisamente la explosión de las baterías del bus eléctrico. Las mismas fuentes  explicaron que, en el momento de la explosión y posterior incendio, un bombero se encontraba en las instalaciones y fue el que comenzó las primeras tareas de extinción. Posteriormente se desplazaron efectivos de los parques de Teis y de Balaídos.
Hasta el lugar, se desplazó una ambulancia medicalizada y dos asistenciales. Según informó Emergencias, fueron trasladadas a Povisa tres hombres (J.M.I., de 46 años; A.A.A., de 61 años; e I.G.P., de 48 años de edad) y dos mujeres (L.V.R., de 30 años; y R.L.M., de 24 años). n